Marcos Torsiglieri, quien hace días está en el país entrenándose por su cuenta, ya es de Boca, que lo incorporó a préstamo por 12 meses con opción de compra. El defensor que viene del fútbol ucraniano admitió estar contento por la confianza en él del club y el DT, Rodolfo Arruabarrena. «Es una linda oportunidad para mostrarme. Tengo que ponerme rápido a disposición del técnico y conocer a mis compañeros», comentó.

Torsiglieri hará esta tarde la revisión médica y firmará su contrato. Con 14 partidos disputados en la última temporada con el Metalist de Ucrania, Boca cerró su incorporación luego de caerse la chance de Fernando Tobio. «Vengo a un gran club. Ahora hay que entrenar con el objetivo del club, que es pelear los dos torneos. Terminé jugando en el Metalist, pero por situaciones políticas tuve que dejar. Hay que aprovechar esta oportunidad, con trabajo, humildad, tratando de ganar un lugar entre los titulares. Jugando o no jugando, tengo que apoyar a mis compañeros, porque el objetivo es ese, formar un buen grupo para pelear los dos frentes», indicó.

- Anuncios -

«Hablé con el Vasco, que quería saber cómo estaba físicamente, si estaba entrenándome. Tengo que devolverle la confianza con trabajo, demostrando cuando me toque jugar. Me falta ritmo de entrenamiento, que es normal, pero me voy a ir acomodando con el pasar de los días», explicó el defensor.

Torsiglieri no es el único que llega a Boca para arreglar una defensa golpeada. También lo hará Gino Peruzzi, el lateral del Catania por el que Boca pagará 3 millones de euros y la cesión del juvenil Escalante.