Club del Vermut – Mojito Paraguayo

En ocasiones nos encontramos con términos como el de cocina fusión, donde el eje gira en la mezcla de ingredientes que tienen esencias distintas y generalmente son de regiones diferentes. Este es el concepto que voy a tratar de plasmar en esta receta que, si bien no es novedosa, tiene un marcado acento en la amalgama de dos países americanos: por un lado uno de los tragos emblema de la isla de Cuba, el Mojito, y por el otro la tradición guaraní del tereré, la infusión de yerba mate con agua fria. Trataré de ser respetuoso con ambas culturas, intentando generar un nuevo sabor y sobretodo, sumar una manera más de presentar un trago.

0
436

Mojito-Paraguayo-2-708x1062No seré para nada creativo, ni incluiré elementos extraños, simplemente vamos a unir ingredientes presentes en ambas recetas y darle el contexto necesario para ser una bebida de consumo de la época estival, para matear mojitos en una playa o simplemente, al costado de la pileta.

Como bien sabemos, la base alcohólica del mojito es el ron, un destilado a base de caña de azúcar. Por lo que tomar una caña del tipo paragauaya nos deja en un registro cercano de sabor, porque la caña está elaborada a base del mismo ingrediente. La diferencia radical estará en la utilización de yerba (Illex Paraguariensis) que será la cama de nuestro infusión. La menta que utilizaré será de dos variedades típicas de nuestro país: la Peperina cordobesa y la Menta Poleo, una variedad que crece como plaga en la Pampa Húmeda.

Para endulzar nuestra mezcla no utilizaremos azúcar refinada, la idea es mantener el sabor original del botánico que da origen al endulzante mas popular. Utilizando azúcar rubia vamos a realzar ciertos sabores de la caña elegida para la ocasión: Aristócrata 12 Años, una edición especial que sufre un añejamiento de más de una década en cubas de roble y posee aromas a vainilla y miel, con buen cuerpo pero un ataque alcohólico fuerte. Con la combinación ácida y dulce vamos a poder opacar esa tenor y lo convertirá en la base alcohólica perfecta para nuestro trago.

Será cuestión que nos demos el tiempo necesario para relajarnos y reunirnos con amigos para matear mojitos toda la tarde. ¡Y que nos demos el gusto de acompañarlos con un chipá guasú bien sabroso!