El equipo de Edgardo Carpanetto volvió a sufrir una derrota, a carecer volumen de juego y poca profundidad ofensiva ante un rival muy exigente como Arenales FC, que complicó al elenco ascensionense y le ganó por 2 a 0 con goles de Marcelo Pérez, de penal, y Emanuel Raviscioni.
Singlar sintió mucho la ausencia de Lucio Paratore en el mediocampo y de Juan P. Canone en la creación, aunque recuperó a Germán Marzoratti en defensa y a Gonzalo Romero en ataque, pero ambos no recuperados totalmente en el aspecto físico. También volvió al primer equipo el juvenil defensor, Facundo Chiesa, quien se desempeño en la dupla central junto al capitán, Heber Di Prinzio.

El primer tiempo fue con pocas llegadas, aunque la iniciativa siempre la tuvo el local, que buscó llegar al arco defendido por Cristian Torre, pero se encontró con una firme defensa visitante con Jonatan Benzi y Marcelo Bour por el medio y los laterales, Nahuel Gysin y Mauro Bour.

En el segundo tiempo, ambos salieron con más pretensiones y se hizo un partido mas entretenido durante los primeros 20 minutos. Singlar tuvo la mas clara con un remate de Juan M. Ravagnan que se estrelló en el palo y Arenales logró arrimarse a los 24 minutos por intermedio del peligroso delantero, Ignacio Vanbecelaere, a quien le cometieron penal y el defensor Marcelo Torres se encargó de cambiarlo por gol. Arenales había hecho poco pero estaba en ventaja y la hizo valer.

Singlar salió decidido a buscar el empate pero no pudo penetrar la firme defensa visitante y se expuso a los contragolpes. Para colmo, a los 34 minutos se fue expulsado Gastón Moran y el auriazul perdió mucho poder ofensivo.

A los 39 minutos, Vanbecelaere robó una pelota cerca del área, que derivo en los pies de Raviscioni, quien definió ante el achique de Claudio Fernández, poniendo cifras definitivas. Singlar siguió buscando pero con mas amor propio que ideas hasta que el árbitro marcó el final del partido y volvió a instalar la preocupación en los dirigidos por Carpanetto que el domingo deberán enfrentar al puntero, Colonial, como visitante.