A poco de concluir el curso de director técnico en Junín y después de la experiencia como entrenador de las divisiones inferiores del Club Social, Juan Ignacio Forgiarini apuesta fuerte a la posibilidad de incursionar en el fútbol mediante contactos con figuras del plano profesional que me permiten seguir creciendo.
En dialogo con este medio, comentó “comencé en marzo de 2009 el curso de director técnico. Me sorprendieron las materias que cursábamos, pedagogía, psicología, biología, kinesiología, entre otras, hoy las considero indispensable para manejar un grupo. Esta bueno porque aprendí que yo tengo que entender al grupo y no el grupo a mi”.
“En agosto del año pasado, el Club Social me dio la posibilidad de debutar como entrenador. Fue una experiencia muy buena donde se sigue aprendiendo, sobre todo en el ambiente futbolero, en las que rescato cosas buenas y no tan, pero también se aprende de ellas, estoy sumamente agradecido a dicha institución”, indico Nacho.

Al tiempo que indicó: “desde mi receso en diciembre en el club, me dedique a instruirme con gente que sabe de verdad. Tuve la oportunidad de conocer y participar en entrenamientos con Miguel Ángel Micó (Racing), Pepé Santero y el “Chivo” Pavón (Independiente), Caruzo Lombarda (Tigre), Andrés Bevilacqua (Argentinos Jrs.) y otros en Huracán, Rivadavia de Lincoln, Sarmiento, etc”.

- Anuncios -

“Fueron experiencias muy buenas, donde pude crecer y aprender mucho. Pero no fui solo a capacitarme, también pude llevar algunos chicos a probar, dado que tengo muchos contactos, algunos amistosos. El procedimiento es así, hablo con los coordinadores y me piden lo que necesitan, por ejemplo un lateral derecho clase 96”, explicó.

De cara al futuro, sostuvo “mi idea es seguir capacitándome yendo a ver entrenamientos de inferiores y primera de la A. Y enfocarme en terminar el curso de DT para tener el carnet profesional, lo cual me abrirá muchas puertas del fútbol grande”.

Y para concluir, mencionó “un anhelo importante para mi es dirigir al club de mis amores, Belgrano de Gral. Arenales, para lo cual quiero presentar un proyecto bien definido y tratar de jugar, con todo lo que implica esa palabra”.