Gastón “Ardillita” Aranda pasó a integral la exclusiva galería de los grandes boxeadores de la zona, al lograr la doble corona santafesina-pampeana y sumando un nuevo título a su ascendente trayectoria deportiva. Este año dará otro gran paso y pasará al plano rentado de la mano de la promotora Arana Box.

Con apenas 20 años y un futuro muy auspicioso, el púgil ascensionense pasó a engrosar su récord con 40 peleas, 35 victorias y apenas 3 empates y 2 perdidas, después de vencer en un combate realizado en Amenazar el viernes pasado por decisión unánime.

- Anuncios -

En declaraciones al El Tribuno, el campeón interzonal superligero, dijo: “vengo de un triunfo en San Gregorio, donde obtuve el título interzonal que se unificó con el santafesino que tenía yo y el pampeano que tenía él. Yo lo había visto pelear en La Pampa y él también me había visto anteriormente. De ahí se armó este combate de unificación del título”.

“Se dio una pelea dura pero me pude preparar bien en Junín, estuve entrenando alrededor de 15 días para llegar de la mejor manera. El primer round fue bueno y después pude dominarlo con una mano que lo dejó sentido y en el tercero lo pude definir con una mano al hígado y no se levantó mas”, indicó Ardillita.

Y resaltó “este triunfo constituye un paso adelante porque ahora tengo otro título y se van a sumar más chances de lograr peleas importantes. Además, en esa ocasión estuvo Mario Arano y se quedó muy contento por mi desempeño. Ahora se esta programando una pelea en Junín, entre otras que voy a hacer en la zona”.

La obtención del titulo interzonal constituyó además su despedida del público de San Gregorio ya que fue la última pelea amateur, pero prometió retornar para su debut profesional. Al respecto dijo “estoy un poco ansioso y ya quisiera debutar pero voy a tratar de llegar a las 45 o 50 peleas. Primero tengo que llenar la licencia de amateur, por eso no quiero apurarme y hacer las cosas bien de la mano de Aranda, Cuty Barrera y Arano”.

Gastón Aranda se somete periódicamente a un exigente entrenamiento en el gimnasio de Arano Box en Junín, donde reside durante la semana. “Me dieron una habitación y me quedo toda la semana ahí. Ahora estamos cinco chicos, uno de Chubut, otro de Olivos, de Chacabuco, Mendoza y yo. Estoy guanteando con Lucas Mathysse, gran boxeador que ahora va a pelear por el título del mundo. O sea que estoy en una escuela muy importante y todos los días me voy perfeccionando”, indicó.

Ardillita no dudo en remarcar que su sueño como boxeador es salir campeón mundial. “Pienso que es el sueño de todo boxeador, al igual que aquel que juega el fútbol y quiere llegar a Boca o River. Pero yo me siento en un lugar muy importante al poder estar en Arano, lo cual es un paso grande, porque estoy con el mejor promotor del país. Allí estoy junto a los mejores boxeadores del país y eso me sirve muchísimo”, indicó el púgil.

Por último resaltó “el apoyo de mi familia es muy importante porque me acompañan en todas las peleas, al igual que la gente de San Gregorio que me alienta en todo momento junto a los amigos de Ascensión. Tengo la ilusión de volver a pelear en Ascensión como profesional porque tengo mis raíces acá y me gustaría mostrar lo que he aprendido en el boxeo. El aliento de la gente es muy importante, como ocurrió cuando pelee acá, donde vi muchas caras conocidas y pude sentir el apoyo de todos. Ojala que se pueda repetir”.