Han transcurrido 18 meses que el Hogar de ancianos Irene Dall´Occhio abrió sus puertas, meses de arduo trabajo en los cuales se fue gestando una estrecha relación entre  la Orden de los Hermanos de San Juan Bautista, la comisión, lo abuelos y sus familiares. Actualmente hay 21 internos.

Tal como siempre se recalcó es una tarea inmensa, difícil y que demanda mucho tiempo, análisis, un trabajo de aprendizaje diario.

El reacondicionamiento de los espacios según se van viendo las necesidades, la compra de elementos que van requiriendo, el manejo del personal, la relación con los abuelos y familiares son temas del día a día en búsqueda de una excelencia en la atención física y espiritual de los abuelos.

Muy importante es que estén ocupados por lo que se aumentó la cantidad de horas y días que la terapeuta ocupacional concurre al hogar para incentivarlos a realizar distintas tareas.

El pesebre realizado con la participación de los abuelos fue un muy emotivo momento en que concurrieron más de 100 personas, una cantidad de asistentes que no se esperaba.

Al momento como obra complementaria se planea cerrar la galería interior para contar con un espacio de recreación y reunión ya sea en invierno como en verano.

El edificio, que ya tiene sus años, está dando muestra de ello, por lo que se están solucionando distintas filtraciones. Y hay varias obras importantes que se deberán realizar, como un nuevo lavadero.