Hemos visto que en el camino a Ferré se realizó un bacheo pero yendo desde Ascensión al llegar a la curva que termina en la ermita nos encontramos con un trecho que está en estado calamitoso.

El peligro que implica circular por esos escasos kilómetros es tal que consideramos urgente solucionarlos. Algunas camionadas de material valen menos que una vida humana y realmente en cualquier momento vamos a tener que lamentar una desgracia.