A los 38 años y después de 24 años de impecable trayectoria, Darío Lezcano, le dijo adiós al fútbol tras finalizar la participación del elenco de 12 de Octubre en el Torneo Cuatro Ligas. Debutó vistiendo la casa aurinegra en 1985 a los 14 años en un partido ante Social, ganando por 1 a 0 para instalarse en la final de ese campeonato ante Arenales FC. Y a lo largo de su campaña alcanzó tres títulos con 12 de Octubre, el nocturno de Belgrano en el ’96 y los torneos oficiales del ’98 y ’99, hasta que recaló en Colonial donde logró ser campeón del primer Torneo Cuatro Ligas del 2007 en aquella recordada final ante Social de Ascensión.

Darío Lescano, tuvo un paso por Douglas Haig de Pergamino y por Singlar de Ascensión, aunque siempre estuvo vinculado al 12 de Octubre, entidad donde debutó y terminó jugando en un excelente nivel, mas allá de su vinculo temporario con Colonial, donde dejó un imborrable recuerdo.

El popular “Chaplín” se caracterizó por su exquisito estilo en el manejo de la pelota, su despliegue y gran capacidad de juego. Y en los últimos años fue un verdadero referente para los mas jóvenes y un gran ídolo de la hinchada aurinegra de Ferré.

En declaraciones a este medio, Darío Lescano, expresó que “hace muchos años que estoy jugando con mucho sacrificio personal, físico y con la familia, porque me cuesta mucho dejar a los chicos y a mi esposa para dedicarme al futbol. Además, en el aspecto físico no me siento a la altura de los mas jóvenes, lo cual es lógico. De todas maneras estoy muy contento por lo que pude hacer a lo largo de mi trayectoria, donde pude salir tres veces campeón con el 12 de Octubre y me di el gusto de jugar en Colonial y salir campeón. No tuve lesiones graves y siempre me cuidé lo suficiente, por algo a los 38 años llegué a estar en este nivel, pero ahora me cuesta mucho y decidí dar un paso al costado”.

Con vistas al futuro, dijo que “eso se verá con el tiempo, por ahora pienso disfrutar mucho de mi familia porque arranque en primera desde el 85 y siempre tuve una buena conducta y muchas practicas. O sea que ahora pienso darle los domingos a la familia y después veré si se da la posibilidad de ser técnico en el futuro”.

“Chaplín” Lezcano remarcó “el paso por Colonial fueron dos años lindos y gracias a Dios pude salir campeón. Por lo tanto me queda un muy lindo recuerdo y estoy muy orgulloso porque no todos se pueden dar el gusto de salir campeón en los dos clubes”.

Y concluyó diciendo que “estoy muy agradecido a la gente del “12” porque me hicieron sentir que me querían mucho y que me extrañaban cuando no me tuvieron. Estoy muy agradecido a la gente, a pesar de que no me apoyaron en el momento que me tuve que ir a Colonial, pero no me quedó ningún rencor y me di el gusto de terminar mi carrera en este club porque obviamente que toda la vida voy a ser hincha del “12”.