El pasado viernes 29 se llevó a cabo una interesante disertación sobre mercado de carne vacuna a cargo del reconocido analista Lic. Ignacio Iriarte, quien trazó un completo panorama sobre el rumbo económico del sector ganadero en el marco de una convocatoria organizada por la Fundación Aftosa que se realizó en las instalaciones del predio de la Sociedad Rural de General Arenales ante una amplia presencia de productores.


La presidente de la Fundación Aftosa de General Arenales, Elsa María Lima, realizó la apertura de la charla presentando al Lic. Ignacio Iriarte, especialista en economía, egresado de la UBA, especialista en mercados ganadero y columnista de Canal Rural.

En contacto con este medio, el disertante explicó: “la carne está pasando un momento muy importante porque el consumo interno está llevando los precios de la carne y el ganado muy altos, el último año subió el 90% el precio de la hacienda. No lo preveía nadie, es consecuencia de factores climáticos, estuvo lloviendo en algunos sectores de la provincia de Bs. As. y se ha complicado mucho la entrega de hacienda”.

“El otro tema es que el consumo se resiste a dejar de comer carne y la exportación es completamente marginal, por eso las medidas del gobierno llaman la atención. Lo que se viene viendo es que el mercado internacional tiene una demanda tan extraordinaria que está superando el problema que tenemos de competitividad al ser considerados caros para el resto del mundo porque nuestro tipo de cambio está atrasado y tenemos retenciones, todo aquello que nos lleva a que no exportemos. En julio hubo embarques mucho más altos que años anteriores, a pesar de que son niveles bajos para la historia argentina, entre la mitad y la tercera parte que se exportaba hace algunos años, pero ya no es el nivel mínimo que se exportaba. Pero eso se va a terminar porque la exportaciones se van a administrar y sin en julio exportamos 25.000 toneladas, en los meses siguientes exportaremos 10.000 o 15.000, es decir que a bajará”.

El Lic. Iriarte resaltó “en el balance de 10 años la cantidad de consumidores ha crecido en 4 millones por el crecimiento vegetativo de la población y el stock ganadero ha caído en 6,5 millones de cabezas. Esto se debe a una combinación de seca, avance de la agricultura y sobre todo una política muy hostil hacia el sector, a partir del 2005 hubo una sucesión de medidas muy desgraciadas, de las cuales tenemos entendidos que hasta el mismo Kirchner se arrepintió, pero en el período de Cristina fue peor”.

Asimismo refirió: “los costos de hacer ganadería son cada vez más altos a pesar de que los precios son muy buenos debido a la gran reducción del stock ganadero que genera una hipótesis muy inquietante que ni siquiera alcance para el consumo interno”.

“En el ultimo año el novillo subió un 90%, ni  el combustible o la inflación subió en ese porcentaje. Estamos frente a un monstruo que no esta apuntalado por la exportación, sino por el consumo interno”, explicó el disertante.

Y anticipó: “en los próximos meses y años el país exportará más y si hoy no alcanza para el consumo esa tendencia se acentuará porque Argentina necesita divisas. Es un panorama donde los precios son muy buenos, pero no tenemos nada asegurado, solamente con que continúen estos valores resultan muy movilizantes porque la carne en el mundo es un producto estrella y es uno de los comoditties que no bajó, sino que siguió subiendo a pesar de que bajó la soja y el maíz. Es un panorama más que razonablemente bueno para el que persiste en ganadería”.