El Padre José Guadalupe adelantó detalles de los festejos de los 60 años de la Parroquia “Ascensión del Señor” que se llevarán a cabo 1° de agosto con una Santa Misa a las 18 hs. encabezada por el Obispo de la Diócesis de San Nicolás, Monseñor Héctor Cardelli y una cena que se realizará a continuación de la celebración religiosa en el Centro de Jubilados y Pensionados para compartir con toda la comunidad y los sacerdotes que pasaron por la parroquia local.

En el programa radial “Kairoz, Tiempo de Dios”, que se emite los sábados a las 8 de la mañana por FM Encuentro 103.1, el Padre José Guadalupe y la Hermana Emilia, señalaron “estamos en proceso de trabajo y organización de los festejos de los 60 años de la Parroquia. Estamos cursando las invitaciones a las instituciones del pueblo y a los sacerdotes que han pasado por la parroquia, ya que ha habido muchos párrocos, como el Padre París Etulain, quien fue el que comenzó con la parroquia y después le siguieron el Padre Demergaso, el Padre Rogelio, el Padre Amondarain, el Padre Pablo, el Padre Luís, el Padre Raúl, el Padre Emilio quien también estuvo ayudando un tiempo en esta parroquia, además del Padre Alfonso de la Cruz, quien también tuvo un paso para aquí”.

“Queremos que sea una fiesta de fraternidad, donde podamos unirnos para vivir un reencuentro con nuestras raíces religiosas. Y partiendo desde allí, pienso que se puede construir algo mucho mejor a partir de ahora”, indicó el párroco.

Por otra parte, el sacerdote recordó que se sigue trabajando en la recopilación de textos, anécdotas, poemas y cuentos que hagan referencia a la historia de la Parroquia “Ascensión del Señor”. El material escrito puede enviarse al mail parroquiaascension@hotmail.com o acercarlo directamente a la Secretaría Parroquial a fin de confeccionar una antología con historia, fotos y demás detalles.

Al respecto sostuvo que “es un momento propicio para recordar nuestra historia, especialmente para nuestros niños y jóvenes que no la conocen, a fin de que se acerquen y para quienes quieran recordar y revivir aquellos pasos que se dieron para la concreción de nuestra parroquia”.

“Eso que se ha vivido como iglesia es de una riqueza inmensa porque hay una historia de fe, de vivencia espiritual y de vida de pueblo, ya que por nuestro templo han pasado muchas historia, bautismos, casamientos, funerales, etc. Lo importante es que cada historia quede ensamblada en nuestro corazón para hacer una parroquia viva con una vida espiritual digna y crecer en esto que es tan importante que es la vida de caridad y amor al Señor. Por eso es muy importante que todo quede como historia escrita para siempre”, concluyó.