Una autentica tradición que se resiste a perderse en el tiempo fue puesta de manifiesto por un grupo de vecinos de Ascensión, realizando la clásica fogata del San Juan y San Pedro que se recordó el pasado 24 de junio.

La iniciativa del Sr. Hugo Zarantonelli le permitió a varias familias de su barrio y de otros lugares del pueblo compartir este grato momento  con la quema de enormes parvas de pastizales, ramas y demás elementos, realizando una enorme fogata en un terreno baldío ubicado sobre calle La Rioja, donde los más grandes recordaron las viejas épocas y los más jóvenes y niños disfrutaron de una experiencia muy interesante que refleja una costumbre de muchos años atrás. 

- Anuncios -