El ex jugador de Atlético Agustina y Sarmiento de Junín, Javier Capelli, viene desarrollando una carrera futbolística muy exitosa en Chile, donde hasta la última temporada se desempeño en el Club Atlético Palestino que milita en la primera división, cumpliendo un brillante rendimiento y consolidándose como uno de los mejores del país trasandino.

Javier Capelli tiene estrechos vínculos familiares en Ascensión, donde es oriunda su esposa, con quien comparte el amor por su pequeña hija, aprovechando los momentos de inactividad para visitar a sus familiares y compartir momentos con amigos.

- Anuncios -

En una entrevista exclusiva con este medio, el reconocido futbolista, expresó: “fue un desafío salir del país y afrontar algo nuevo pero ya llevo 4 años en Chile y el balance fue positivo este año porque en el torneo anduvimos bien y estuvimos jugando una final de Copa Sudamericana que nos da la posibilidad de jugar una copa internacional que no es poca cosa. Estuvimos a un gol de entrar y el objetivo personal fue exitoso y estoy conforme porque llegamos a esa instancia que para un jugador es importante, como así también para un club porque hacía más de 30 años que no entraba a una copa internacional”.

“El balance general fue bueno porque jugué todo el año y eso me sirve para lo que viene. Pienso que me voy consolidando en Chile, donde tengo más nombre que en Argentina, si bien tuve un paso por Sarmiento durante varios años, pero cuando me consolidé en primera ya me fui al exterior y pienso que en este momento me conocen más allá que acá”, indicó Capelli.

Con respecto al nivel del fútbol chileno, consideró que “hicieron mucha base en lo que fue Bielsa y trabajan imponiendo esa metodología. Hay equipos que lo están haciendo bien, como el caso de la Universidad de Chile y demás que han hecho muy buenos papeles en las copas internacionales y actualmente la selección de Chile está mostrando su nivel en el mundial”.

Sobre el momento institucional y deportivo de Sarmiento, resaltó: “yo salí de ahí y soy hincha del club, por lo que estoy muy contento por el ascenso y por todo lo que ha progresado el club. También tengo muchos amigos ahí y me siento contento de que hayan disfrutado de ese ascenso porque la ciudad de Junín lo estaba necesitando ya que lo venían anhelando desde hace mucho tiempo y no se les daba”.

“El día que vuelva al país, calculo que voy a jugar en Sarmiento, pero por ahora mi presente está en Chile, aunque aún estoy dando vueltas porque todavía no termino de concretar en ningún club porque se terminó mi contrato. Por ahora me siento cómodo allá porque tengo mejor nombre que acá, a pesar de que cuesta un poco por estar lejos de la familia”, indicó el futbolista.

Y por último, en referencia al Club Agustina, de su pueblo natal, dijo: “habíamos sufrido porque se había dejado de lado el fútbol pero este año, con una comisión joven y muchos amigos que se involucraron le dieron una alegría al pueblo y volvió la gente a la cancha. Gracias a Dios les está yendo bien en el torneo y haciendo fuerza por Agustina para que le vaya bien”.