boxeo_-_lucas_matthysse

Me sentí Rocky Balboa”. Así se expresó Lucas Matthysse, quien se encuentra de vacaciones en la ciudad que lo vio nacer y tuvo un regreso reivindicatorio el 26 de abril en California. Y razón no le falta. Tras la derrota ante “Danny” García en Las Vegas, derrotó en un reñido combate hace dos semanas a John Molina Jr.

El boxeador trelewense, tras un inicio adverso de pelea ante Molina, con dos caídas incluidas, se levantó y protagonizó una remontada a lo Hollywood, pero en carne y hueso, con nocaut incluido.

Pasado ese triunfo que le permitió retornar a los planos principales del boxeo internacional, Matthysse se ilusiona con la máxima grandeza: combatir ante Floyd Mayweather. Esto, sin esquivar la posibilidad de una revancha ante Danny García. “Me dijeron que escribió algunas pabadas. Que me dé la revancha. Tuvo suerte ese día. Está atemorizado”, comentó Matthysse en el programa Tiempo Deportivo, que se emite por FM Tiempo 91.5 de Trelew y 102.1 de Esquel.

Matthysse esbozó un análisis de la pelea protagonizada por Mayweather y Marcos Maidana el pasado sábado 3 de mayo, con victoria ajustada de “Money” por puntos, en decisión mayoritaria. “Hizo lo que pudo, no tuvo golpes claros. Pero hizo una buena pelea el “Chino”. Ganó ahí nomás Mayweather. Por los golpes más claros. Ojalá se le dé la revancha a Maidana”, comentó la “Máquina”.

El púgil trelewense, sin dejar de elogiar la tarea de Maidana, hizo una lamentación personal. “Yo me veía ahí. Si le hubiese ganado a García, estaba casi firmada la pelea. Ojalá me dé la revancha”, comentó, con la firme ilusión de enfrentar a Mayweather en un futuro.

“Más vale que sigue en mi mapa Floyd. Está ahí. Quiero una pelea importante y después subir una categoría para pelear con él. Quizás García suba de categoría y no me ”, remató.

Estos sueños renacidos de pretender pelear ante Mayweather, quien mostró pergaminos ante Maidana para seguir ser considerado el mejor libra por libra del mundo, están dados por la estupenda resurrección ante John Molina Jr. “Fue una pelea dura. Estaba para cualquiera. Fue algo parecido a las películas de Rocky. Arranqué mal, con dos caídas, comencé abajó pero me recuperé”, relató.

«Pensé que donde aparecieran las manos mías, se iba a dar. En el sexto y séptimo se empezó a desgastar, ahí le agarré la distancia. Empecé a trabajar y no aguantó Molina”, añadió. Y no escatimó elogios hacia su equipo de trabajo. “Si no hubiese estado bien preparado, no iba a ganar. Quiero agradecer a mi equipo, donde está Coggi. “Látigo” me aporta mucho desde su experiencia y él está agradecido por el lugar que le dimos en el equipo”, agradeció