Una vez más la gran sensibilidad de la gente de Ascensión y de las localidades vecinas se puso de manifiesto en la intensa campaña solidaria encaminada por Cáritas Parroquial para trasladar una gran cantidad de donaciones a la región del Chaco Salteño a fin de dar respuesta a la grave situación social que sufren los habitantes de ese lugar, especialmente las comunidades aborígenes. La posibilidad de trasladar las donaciones; ropa, calzado, alimentos no perecederos y utensilios de cocina, entre otras cosas, fue gestionada por la directora de Cáritas Parroquial, Coca Rapasetti, su equipo de trabajo y el respaldo del Padre José Guadalupe, ante los allegados al “Chaqueño” Palavecino en el marco de la reciente actuación realizada por el gran artistas en el Festival Folklórico “Ascensión Vuelve a Cantar”, en virtud de conocer la notable y valiosa labor solidaria que realiza.

La respuesta no se hizo esperar desde la fundación “Rancho Ñato” que preside el Sr. Walter Bo y apadrina el “Chaqueño” Palavecino con el envío de un camión de gran porte perteneciente a la empresa logística “Puerto Nuevo” para trasladar las donaciones.

El chofer de la unidad, Raúl Aballay, mendocino de nacimiento, se manifestó gratamente sorprendido por la calidez de la gente y la impresionante respuesta solidaria, valorando la presencia de las autoridades de Caritas y del Párroco Padre José Guadalupe, quienes junto a un nutrido grupo de colaboradores cargaron más de 300 bultos en un container que tiene destino a la zona del Chaco Salteño.

Raúl Aballay señaló “me siento muy orgulloso de estar con todos y muy agradecidos por la colaboración, vamos a llegar a una región muy necesitada. Por suerte contamos con una importante organización solidaria donde se selecciona la ropa y los alimentos a través de la fundación. Trabajo para Transporte Puerto Nuevo, cuyo presidente de la Fundación “Rancho Ñato” colabora permanentemente con este tipo de acciones solidarias llegando a todos los lugares de la zona y gran parte del país”. “va destinado a lugares con muchas necesidades y la gente se lo va a agradecer muchísimo. Muchas gracias y que Dios los bendiga”, concluyó el chofer.