Entre 12 y 15 viviendas afectadas más la caída de árboles, antenas y cables de electricidad fue el lamentable saldo de una severa tormenta que afectó el pasado sábado 5 de abril a la localidad de Gral. Arenales con vientos de gran intensidad y una lluvia que superó los 150 milímetros en pocas horas.

Un violento tornado sorprendió a los vecinos alrededor de las 6.30 hs. provocando la voladura de techos de distintas casas, instalando una grave situación en las familias que fueron evacuadas por el sistema de emergencias del municipio, siendo trasladadas a  dependencias del Centro de Jubilados.

Tras el fenómeno climático se puso en marcha un amplio operativo para asistir a los damnificados y se puso en evidencia la solidaridad de parte de los vecinos del distrito, quienes contribuyeron con donaciones para las familias afectadas. Asimismo, el personal municipal, junto a efectivos policiales y bomberos, mas operarios de la empresa EDEN trabajaron sin descanso para solucionar los inconvenientes generados por la terrible tormenta.

El Intendente Municipal, José M. Medina, se puso al frente de las tareas y coordinó a todos los grupos de trabajo en forma personal. En declaraciones a este medio, dijo: “son fenómenos climáticos que no esperábamos, le tocó a la ciudad de Arenales con un viento muy fuerte y mucha lluvia. Eso provocó daños materiales pero gracias a Dios no se registraron personas lesionadas, mas allá de los problemas que tuvieron en sus casas con la voladura de los techos y la cantidad de árboles caídos, pero no hubo víctimas de ningún tipo a pesar del corte de cables, la caída de palos y otras cuestiones que pudieron haber generado un riesgo cierto para los ciudadanos”.

“Lamentamos los destrozos que se registraron en las casas y en el pueblo, ya que esa gente hace todo con mucho sacrificio y las estamos acompañando en este momento. También tenemos el apoyo de toda la comunidad, como así también de todo el distrito, de todos los pueblos que han venido a apoyar a la gente que ha sido evacuada acercando ropa y calzado”, indicó Medina.

Y agregó: “en ese sentido, nuestro distrito es muy solidario y todavía seguimos siendo un pueblo y entre todos se hizo una tarea muy grande, trabajando con bomberos, policía, operarios de EDEN, el cura párroco, el Centro de Jubilados y las instituciones de la localidad y del distrito. Lamentamos los daños materiales pero gracias a Dios entre todos y en poco tiempo lo podremos reparar”.

Y con respecto al servicio eléctrico, comentó “desde cada una de las delegaciones municipales vinieron con herramientas y personal para cortar los árboles más grandes a fin de dejar liberado los cables de la energía eléctrica que en poco tiempo se pudo restituir a pesar de que nos había quedado algo de la periferia del pueblo y una parte de la Estación Arenales, donde las líneas quedaron en el piso por la caída de postes”.

Los destrozos también alcanzaron el principal paseo público de General Arenales, con caídas de añosos árboles de la plaza. Medina remarcó que “son árboles de casi 100 años que el viento fuerte ha derribado pero los iremos cambiando para mantener la estética de nuestra plaza, lo mismo que en el camino al cementerio que se registró una cantidad grande de árboles arrancados de raíz”.

Y concluyó expresando un agradecimiento: “a todos los que han venido a dar una mano y a todos los que han llamado, no quiero nombrar a ninguno para no olvidarme de nadie. A todos estamos muy agradecidos y vamos a seguir poniendo todo nuestro esfuerzo para superar este trance”.