La Parroquia “Ascensión del Señor” se prepara con muchas expectativas para celebrar sus 60 años de erección canónica, luciendo una imagen renovada en el presbiterio debido a las obras de colocación del nuevo piso de cerámica que reemplaza a la alfombra existente con anterioridad y que generaba dificultades para la limpieza y mantenimiento.

El Padre José Guadalupe expresó: agradezco a la gente que ha colaborado porque con los bonos prácticamente se ha pagado todo lo que se ha invertido. En la mano de obra sobre todo han colaborado las instituciones de la comunidad como la Cooperativa Agrícola que aportó el material, las dos mutuales que nos han dado un apoyo económico y los habitantes que han colaborado con su granito de arena para que tengamos un templo mucho más hermoso”.

“Es una obra que va quedando linda y armoniosa, lo cual nos permite ir engrandeciendo al templo pero también a nosotros porque podemos ir con muchas más ganas”, indicó el sacerdote. Y agregó: “el templo parroquial sigue siendo una comunidad viva y algo que se está transformando constantemente. Y esto es parte de la vida de la iglesia porque muchas veces tenemos que estar construyendo no solamente un edificio, sino también nuestro corazón que muchas veces se va a ensuciar, pero si no construyo desde lo espiritual lo voy a tener siempre sucio. Por eso la importancia de este trabajo en el templo parroquial”.

Y con vistas a las actividades del año, el Padre Guadalupe señaló  “indudablemente tenía que concretarse ahora para la celebración de los 60 años de la parroquia y bendito sea Dios que podemos entre todos colaborar para alcanzar este objetivo. Será el puntapié inicial para las actividades de este año y sentir el orgullo de lo linda que esta la iglesia que es de todos. Entonces, los invito a que sigan colaborando y trabajando entre todos”.

Asimismo adelantó “está el proyecto de ampliar la capilla del Santísimo para poder celebrar la Santa Misa y brindando un lugar más apropiado porque el templo es muy frío en invierno y poder hacer alguna ceremonia de pocas personas en un lugar más acogedor y calentito. Además, pensamos tener días destinados a la Adoración Eucarística”.

Y remarcó “no solamente se trata de hermosear el edificio sino también de crecer como comunidad espiritualmente. Esperamos que en breve esté terminada la obra pero continúe lo espiritual en nuestra parroquia. Además queda hacer algunas reformas en cuanto al audio de la parroquia que lamentablemente es bastante deficitario.

“Vamos a tener mucho trabajo en el año y prepararnos para el mes de agosto que vamos a celebrar los 60 años de la erección canónica de la parroquia. Y quiero hacer una aclaración al respecto porque mucha gente me decía que algunas personas se habían casado antes, pero una cosa es el templo parroquial y otra cosa es la parroquia. O sea que la parroquia cumple 60 años, mientras que el templo fue inaugurando un tiempo antes. Pero son cosas distintas”, aclaro el párroco local.

Y concluyó expresando: “los cambios que se van dando nos muestran un nuevo piso, pero también tenemos que trabajar en los cambios interiores porque los niños, jóvenes y grupos parroquiales deben ir creciendo. Eso es simplemente algo material pero tenemos que ir apuntando a lo más profundo y llegar al corazón de nuestra gente. Ojala que podamos seguir preparando nuestro corazón y aprontarnos para la gran fiesta que se va a vivir en el mes de agosto, celebrando nuestro 60 años como comunidad parroquial”.