La Asociación de Bomberos Voluntarios de Ferré se encamina progresivamente a concretar el gran anhelo de la casa propia con el avance de las obras en el predio del nuevo cuartel, donde se ha construido un galpón de 250 m²  para el área operativa, que se suma a un total de 80 m² para oficinas y salas de reuniones.

A partir de diciembre se iniciará la segunda etapa a fin de poder darle operatividad al cuartel y trasladarse definitivamente a las instalaciones ubicadas en plena planta urbana de Ferré.

El presidente de la entidad, Marcelo Scataglini, comentó que “estamos arrancando la segunda etapa para diciembre a fin de construir el piso del galpón, revoques, baños, colocación de portón y luces. Queremos terminar las instalaciones para poder trasladarnos con los vehículos y parte de oficinas, mientras que la sala de reuniones y la cocina quedará para más adelante. La idea es terminar toda la parte operativa para que los bomberos puedan empezar a trabajar en el nuevo edificio”.

Por su parte, el directivo Gabriel Desloover, destacó que “es extraordinario la adhesión que tenemos de la gente, ya que hemos sacado una rifa que se sortea el 16 de noviembre y quedan muy pocos números para la venta. Casi todo se vendió en Ferré, donde la gente colaboró muy bien y lo sigue haciendo semanalmente con el bingo que constituye un ingreso importante para ir costeando los gastos que se ocasionan diariamente”.

Sobre los aportes de ámbito oficial, Marcelo Scataglini, informó que “es la segunda vez que recibimos el subsidio nacional de $188.000 y estamos por recibir otro aporte antes de fin de año de mas de $40.000 que corresponde a la provincia pero lo paga la nación. Es un aporte muy importante que nos sirve para continuar con las obras del cuartel, aunque aclaramos que no todo se puede afectar a la obra porque ya viene reglamentado hasta que porcentaje se puede utilizar. O sea que eso nos limita un poco a seguir rápido con los trabajos. Pero queremos hacer la parte para que los integrantes del cuerpo activo se sientan cómodos y tengan su lugar”.

Y agrego que “vamos a ir comprando cascos y equipos estructurales, que no son baratos, pero siempre intentamos dotar a los bomberos de todos los elementos de trabajo. Además, se va avanzando muy bien en la capacitación, valorando la labor que va haciendo Matías Calizano en la formación de los cadetes, quienes hacen más de tres años que están aprendiendo y van cosechando una experiencia muy importante”.

Gabriel Desloover, expresó “agradecemos a la municipalidad que nos cedió este terreno, que está muy bien ubicado en una esquina, lo cual nos permite tener acceso por dos calles favoreciendo la transitabilidad de los vehículos de emergencia”.

Y concluyeron expresando un agradecimiento: “al pueblo, a la comisión y a todos los integrantes del cuerpo activo que trabajan constantemente, ya que esto requiere mucho esfuerzo y no es fácil en tres años hacer todo lo que hicimos. Pienso que vamos por buen camino y gracias al esfuerzo de todos vamos a seguir adelante”.