El invicto local Marcelino López (61,200 kilos) se consagró campeón argentino de los livianos al vencer por nocaut técnico en el noveno asalto al zurdo bonaerense Sergio González (60,950), en el combate estelar de la velada realizada en el Club Ciclista de Junín.

1_boxeo_nino_lopez_24

- Anuncios -

López, además, retuvo el título Latino de la división para el Consejo Mundial de

Boxeo (CMB), que estaba también en juego, alcanzando la doble corona por meritos propios que se sustentan en su  inclaudicable trabajo en el gimnasio a las ordenes de su entrenador Roberto Ortiz.

El ganador fue ampliamente superior gracias a la justeza de sus golpes, que pusieron en mal trance a González en el segundo, séptimo, octavo y finalmente en el noveno asalto. González fue un digno rival y, aprovechando las «lagunas» de López se llevó los rounds tercero, cuarto y sexto castigando bien al cuerpo y con ascendentes al rostro.

El perdedor terminó en malas condiciones el octavo asalto y en el noveno recibió un gancho zurdo al cuerpo que lo hizo caer, se levantó pero recibió una combinación que motivó que el árbitro Jorge Basile detenga la pelea, generando la euforia de la gente de Arribeños que se dio cita masivamente para alentar a su gran campeón.

 

Conceptos del Campeón

Al termino del combate, el campeón dialogó con este medio, comentando que “me tocó un zurdo con mucho oficio que por momentos me complicó y casi que entro en el juego de él pero pude tranquilizarme y llevar adelante la pelea. Pienso que en el segundo round, cuando me di cuenta de que le dolían las manos, sentí que le podía ganar la pelea, pero sabía que no me tenía que desesperar y pude ir creciendo en el transcurso de la pelea para poder alcanzar un resultado favorable”.

En cuanto a su próximo combate, anticipó que “voy a volver a pelear en octubre, el 11 posiblemente, porque Mario Arano arreglo con la TV Publica también por lo que voy a tener algunos días de descanso y a volver a entrenar con todo para el próximo compromiso”.

Y sobre la posibilidad de incursionar en el ámbito internacional, dijo que “es algo que está por confirmarse, pero le tiene que ir bien a Lucas Mathysse que nos está abriendo las puertas a los que venimos de atrás, pero tranquilo y si apresurarnos porque las cosas se van a ir dando de a poco y hay que están bien preparado”.

Por último valoró el apoyo de la gente, expresando que “es una fuerza extra que tengo y estoy muy agradecido a todo el pueblo de Arribeños, a mi familia, a mis amigos y a todos los que hacen fuerza y me dan un aliento bárbaro para seguir adelante”.