El piloto ascensionense, Miguel Di Santo, afianza su presencia en el TC Zonal, apostando a sumar experiencia en su segundo año en la categoría mas competitiva de la Fedenor. Y en esta temporada se abre la posibilidad de fortalecer su estructura propia con la incorporación de otro auto que estará a cargo del joven volante, Dino Rizoli, quien viene haciendo una positiva experiencia en el karting bonaerense.

miguel-disanto-auto

En dialogo con este medio, Miguel Di Santo confirmó su participación en la próxima competencia, mencionando que “tenemos el auto listo para ir a Colón, ya que a Baradero no fui por cuestiones de trabajo pero tengo muy buenas perspectivas con vistas a la próxima carrera de Colón, donde apunto a seguir avanzando y adquiriendo experiencia porque es una categoría muy exigente y donde hay pilotos de mucho renombre. Por lo tanto, hay que ir aprendiendo permanentemente”.

“Tengo un auto que está bien porque le hicimos unos retoques al motor y algunos detalles del chasis. Por lo tanto, pienso que podemos ir con buenas posibilidades, aunque hay que ir a girar y ver porque los resultados no están garantizados y la intención es seguir sumando experiencia”, indico Di Santo.

A su vez, viene trasladando su pasión por el automovilismo a su hijo Iñaqui, quien ya tiene un karting listo para debutar en el ámbito regional. Al respecto, comentó: “le compre un karting a mi hijo para que vaya aprendiendo y que no lo agarre de tan viejo como lo agarré yo. Pienso que de a poco va a ir adaptándose y antes de fin de año va a poder hacer alguna carrera para ir agarrando experiencia y dar los primeros pasos”.

Y en cuanto al proyecto de generar una estructura propia para el TC Zonal y sumar al piloto Dino Rizoli, comentó que “cuando compre el auto que estoy corriendo, el otro también vino en el paquete y decidí cedérselo a Dino. De a poco lo vamos a ir armando con la ayuda de mucha gente que nos va dando una mano para que Dino se sume al TC Zonal. Aparte, este auto tiene una historia muy particular, ya que se trata de una cupecita que la hizo el padre de Fontana y la corrieron un montón de pilotos muy famosos y ahora está en Ascensión. Es decir que tiene muchos triunfos y campeonatos, ahora es de Dino y hay que meterle mucho trabajo para ponerla en pista”.

Por último, expresó un agradecimiento “a mis auspiciantes de Buenos Aires, a mi familia y a todos los amigos y colaboradores que nos brindan una mano grande para llevar adelante esta gran pasión de los fierros”.