afa-charla

A partir de una convocatoria de Agricultores Federados Argentinos SCL – Subcentros Ferré y Ascensión, tuvo lugar el pasado lunes en las instalaciones del Club Colonial de Ferré, la disertación a cargo del Ing. Agr. Eduardo Sierra, especialista en agroclimatología, quien brindó un completo panorama de la situación que afrontará el productor agropecuario con vistas a lo que resta de la campaña agrícola.

La reunión contó con la presencia de un nutrido numero de productores de toda la zona y también estuvieron presentes autoridades de AFA, encabezados por el gerente del Centro Primario Rojas, Gonzalo Del Piano, quien se refirió a distintos beneficios que incorporó la entidad para sus asociados, junto al gerente de los Subcentros Ferré y Ascensión, Adrián Cesano, oficiando de gentil anfitrión en la jornada junto a varios integrantes del Concejo Directivo.

En una entrevista concedida a este medio, el experto climatólogo, Ing. Eduardo Sierra, comentó “venimos de un ambiente climático que se comportó de forma errática. Tuvimos un invierno más lluvioso que lo normal en el 2012 y una primavera super lluviosa que causo inundaciones en parte de la provincia de Buenos Aires y luego un verano fallido donde no cayó toda el agua que había caído antes en la primavera y con unos calores tremendos, además de la irrupción de un aire polar que ahora se empieza a notar con refrescones importantes. Lo notable es que el año pasado pasó lo mismo en la Norteamérica que  recortó mucho la cosecha de maíz, mientras que en nuestro país recortó la de soja. Es decir que en Norteamérica se anticipó lo que después pasó en Argentina”.

Asimismo, puso de manifiesto que “fue un año errático, aunque tuvo rasgos de El Niño, pero hubiéramos preferido un año neutral. Esto nos esta haciendo sospechar que esta pasando algo con el clima y que estamos volviendo a los años secos que se extendieron desde los años 30 a los 60. Si uno consulta los registros o le pregunta a la gente mayor va a encontrar que a fin de la década del 20 empezó un período muy seco que fue la causa de la caída del Mercado de Chicago en el famoso “Martes Negro” y que se extendió hasta bien entrada la década del 60. Y esto tuvo su correlato en la Argentina. Luego vino una especie de optimo climático que fueron los años 80 y 90 con fueron muy uniformementes lluviosos.  Pero se pensaba que estas lluvias era provocadas por el calentamiento global y que iban a durar para siempre, pero a comienzos de esta década las lluvias empezaron a bajar y a hacerse erráticas. Y además, desde los últimos seis años nunca se cumple la expectativa de cosecha, ya que en años buenos como 2009-2010 o 2006-2007, que fueron típicamente de El Niño, se cumplieron las expectativas pero en los otros años se cayó un poco o muy por debajo como en 2008-2009 que fue terrorífico y 2011-2010 que fue malo tanto en Argentina como Norteamérica”.

El Ing. Sierra mencionó que “los científicos de la Nasa piensan que se está volviendo a la etapa seca porque las imágenes satelitales de humedad de suelo revelan que el área agrícola ha vuelto a ser la que había en 1950. O sea Entre Ríos, centro y sur de Santa Fe, este de Córdoba, nordeste de La Pampa, norte y sudeste de Buenos Aires que son los lugares con humedad. Mientras que todas las zonas marginales que están al norte, al oeste o al sur empezamos a fallar y los últimos años tienen rendimientos en descenso”.

A su vez recalcó que “está ocurriendo un retroceso de la frontera de la agricultura y el área agrícola ha vuelto a reducirse un poco. Pero esta zona está en el área principal y puede tener años muy buenos, años bueno o años regulares a malos. Pero en otros lugares de La Pampa puede haber años pésimos”.

Y en materia de agropecuaria, explicó que “pasamos de tener diez años buenos y uno malo a tener uno bueno, uno regular y uno malo. Por lo tanto, el productor tiene que exponerse menos y no arriesgar tanto porque el clima se ha vuelto un poco menos confortable. Este año la expectativa de maíz se recortó bastante, al igual que en soja. Podríamos decir que es un año bueno, pero no excelente”.

Campaña 2012-2013

En lo que se refiere a la finalización de la campaña 2012 – 2013, explicó que “no se ven lluvias importantes en marzo y abril. Se está viendo un riesgo de heladas, pero pareciera que no van a hacer daños importantes, aunque en la zona marginal de la provincia de Buenos Aires ya le escarchó a la soja y probablemente no haya perdidas generales pero si mermas de rinde”.

“Estamos empezando la campaña con reserva de humedad un poco bajas y hay que tenerlo en cuenta. Entonces, recomendamos no sembrar trigo o cebada en suelos secos porque esos cultivos son muy sensibles a la humedad del suelo a siembra. Y esperar a que llueva, ya que aparentemente el otoño-invierno va a ser medio seco y bastante frío, pero la primavera vendría con lluvia. Pdría ser una campaña buena para maíz y soja pero hay que tomar las precauciones del caso y consultar el ingeniero agrónomo de confianza para evitar inconvenientes y reducir estos riesgos”, concluyó.