estadio-singlar

Un paso muy importante que afirma el crecimiento en materia de infraestructura deportiva viene dando Singlar Club con la construcción de los vestuarios y la remodelación integral de la cancha de fútbol ubicada en el Polideportivo.

En ese sentido, se trabaja intensamente en una obra muy necesaria para que el auriazul vuelva a su cancha de la mano de un grupo de colaboradores encabezado por Omar García con el apoyo de la comisión directiva y el respaldo económico de la Asociación Mutual Singlar Club. La intención es terminar los trabajos para poder jugar en Seis Ligas en su propia casa.

Omar García comentó que “es un proyecto que siempre se habló y hubo muchos amagues pero nunca se concretaba nada. Entonces, nos juntamos un grupo de colaboradores que desde siempre estamos vinculados al club y nos gusta el fútbol. La intención es ayudar al club y nos propusimos hacer los vestuarios con la ayuda de la Asoc. Mutual que nos dio cierto dinero y lo vamos a ir haciendo por etapas. Ahora estamos avanzando en la construcción de los vestuarios, que son bastante grandes, con mas de 200 metros cuadrados. También se invirtió la cancha y se está haciendo el alambrado perimetral nuevo que incluye las placas”.

Además, mencionó que “en diez días vamos a estar terminando la primera etapa que fue levantar las paredes, techar y hacer todas las divisiones internas. De ahí veremos con que seguimos de acuerdo a los aportes que vayamos logrando, ya que lo nuestro es paso a paso porque no contamos con mucho dinero. Vamos viendo lo menos que podamos gastar, pero haciendo las cosas bien y que queden instalaciones para siempre y que se adapten a las exigencias del momento, tanto en materia deportiva como de seguridad”.

En cuanto a los tiempos previstos para finalizar la obra, aclaró que “no nos fijamos plazos porque depende de los recursos que contemos. Ahora la Asoc. Mutual nos dio cierta plata que corresponde a lo que se hizo y ahora nos juntaremos nuevamente para ver con cuanto podemos contar para ir terminando los vestuarios visitante y de árbitros, como así también terminar la cancha que se ha reacondicionado bastante y se está trabajando en el piso para dejarlo en las mejores condiciones”. Y agregó que “la intención es poder jugar el Seis Ligas

Y consultado sobre los próximos pasos, comentó que “todo depende de lo que contemos. Por ahora la idea principal es terminar los vestuarios pero también está proyectado hacer las tribunas en la parte de adelante, como así también los baños en cada punta, debajo de las tribunas. Además, el proyecto incluye las cabinas de transmisión y sector para la prensa. Pero hoy por hoy estamos abocados a los vestuarios y después se verá”.

Omar García mencionó “nos está asesorando el Arquitecto Jorge Minetti, quien ya estuvo trabajando con el estadio del Club Social y conoce las cosas que se van pidiendo. Desde ya que nuestra infraestructura no es la misma, pero vamos muy bien encaminados y pienso que se trata de una obra muy importante que hace mucho que se tenía que hacer porque era una vergüenza como estábamos jugando sin ofrecerle comodidades a los árbitros y a los visitantes, como así también a los chicos del club que van a tener las instalaciones apropiadas, con duchas, utilería y todo lo necesario. Es un trabajo en conjunto y la intención es hacer las cosas bien para que el club siga adelante”.

Un Cumpleaños muy Especial

Don Sebastián Ramón Soria el 25 de febrero cumplió sus bien llevados 100 años y esto nos decía: Nací en Saladillo (B) en el año 2013, fui el sexto de los doce hermanos. Aprendí junto a ellos y mi padre las tareas rurales mientras iba a la escuela. Después de cumplir con el servicio militar en la Escuela de Infantería de Campo de Mayo dejé la casa paterna en busca de nuevos horizontes laborales en otro lugar. Es así que llegué a María Teresa al sur de la Provincia de Santa Fe, donde formé matrimonio con María Leonilda Saibene (Nilda) y tuvimos a nuestro primer hijo Juan Esteban (Negro). Luego nos mudamos a Villa Cañás, donde nació nuestra hija María Cristina. Comencé a trabajar en una casa cerealera y estudié y rendí para Recibidor de Granos, tarea que desarrollé a lo largo de mi vida en distintos lugares, como Sarasa, Ferré, General Arenales y Ascensión, que fue donde me jubilé. Los cien años me encuentran rodeado de cinco nietos, ocho bisnietos, mi hija, mi hijo, que ya no está, pero lo llevo siempre en mi corazón, yerno, nuera, familiares, amigos, aquí en General Arenales donde resido desde el año 1959.

Siempre traté de ser una persona de bien, positiva,  y enfrentar todos los problemas con mucho espíritu, será por ello que he ganado el respeto de quienes me conocen y el amor de una hermosa familia a la que adoro.