bomberos-arenales

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios de General Arenales se reunió en familia para compartir el festejo de sus 41 años de vida institucional en el marco de una cena realizada el pasado sábado en el cuartel, donde se procedió a la entrega de reconocimientos a los bomberos más destacados.

En la oportunidad, recibieron una estrella por 5 años de antigüedad los bomberos Mariano Chintio, Claudio García, Diego Defrancesco y Gonzalo Pérez. También se entregaron jerarquías a Carlos Altamirando, asumiendo a Ayudante de Primera; Javier Ponce a Ayudante Principal; Diego Defrancesco a Ayudante; Lisandro Ravagnan a Ayudante y Luís Emilio Bava a Ayudante. Asimismo, se procedió al ingreso de un nuevo integrante del cuerpo activo, Nahuel Díaz, quien juró como nuevo Bombero Voluntario.

Por otra parte, se hizo entrega de un reconocimiento especial al bombero de mejor puntaje, Luís Emilio Bava, como así también se otorgo por primera vez un premio al mejor compañero, siendo elegido Elvio Díaz por el voto de todos sus compañeros.

El presidente de la institución, Eduardo Rovea, expresó: “es una reunión más informal para festejar los 41 años del cuartel junto a las familias de los bomberos. En lo institucional estamos marchando bien, sin problemas, tratando de ir mejorando día a día junto al cuerpo activo. Estamos en un buen momento gracias al apoyo de la comunidad porque es muy difícil que una institución recorra tantos años sin el apoyo de la gente. Por lo tanto estamos muy agradecidos al pueblo”.

Por su parte, el Jefe de Cuerpo, Carlos Ponce, señaló: “en estas fiestas le damos los ascensos a los muchachos que han estudiado y esmerado durante todo el año junto al ingreso de un bombero. Y este año entregamos un reconocimiento al mejor puntaje e implementamos un premio al mejor compañero, al considerar que el mejor puntaje es un merito particular por el trabajo y la capacitación, pero también consideramos oportuno reconocer a quien siempre está para ayuda, cubrir una guardia u otras cosas que están afuera del puntaje y que tienen que ver con el compañerismo”.

“El cuerpo activo trabaja de diez, se capacitan y trabajan muy bien en el cuartel. Pienso que es un incentivo para que sigan adelante. Estoy muy agradecido a mis compañeros después de tres años como jefe, al igual que a la comisión directiva por el respaldo permanente para cumplir la tarea con los materiales que necesitamos. Y además, un agradecimiento profundo al pueblo que siempre esta a nuestro lado”, concluyó.