x-carlos

En el marco de una tocante celebración realizada recientemente en la parroquia local y oficiada por el Padre José Guadalupe tuvo lugar la renovación de Votos Religiosos del Hermano Carlos, integrante de la Orden de Discípulos de Jesús de San Juan Bautista.

En la oportunidad, el religioso fue acompañado por sus hermanos y hermanas de la congregación y una numerosa presencia de amigos que compartieron ese grato momento que finalizó compartiendo una cena en las instalaciones del quincho parroquial donde se puso de manifiesto el afecto de sus amigos y de lo integrantes de la Orden.

El Hermano Carlos, expresó que “es un momento de felicidad muy profunda al volver a entregarse bajo los tres votos de pobreza, castidad y obediencia.

Es un momento muy lindo que pude compartir con los hermanos y hermanas, amigos y grupos parroquiales y la gran familia de la iglesia como hermanos que somos hijos de Dios”.

A su vez comentó que “en las comunidades religiosas se hacen tres profesiones temporales por el plazo de un año y luego se hace lo que se llama la profesión perpetua que es para toda la vida”.

Consultado sobre las vocaciones religiosas, puso en relieve que “el Señor nos llama y en una pedagogía muy delicada nos va llevando hacia El y uno encuentra realmente la felicidad en el consagrarse y no es necesario creer que cuando se hacen los votos se esclaviza o pierde la libertad.

Todo lo contrario, la gana mucho más plenamente porque va encontrando la plenitud en Dios.

 Entonces, a los jóvenes que sientan la inquietud, que no tengan miedo porque Dios nos llama y nos hace realmente felices”. Concluyó.