armando-ipina

El Juez de Paz Letrado de General Arenales, Dr. Armando Roberto Ipiña, comentó a este medio que “como en años anteriores, ha sido de mucho trabajo porque se nota el incremento en las tareas. Lo complejo de las relaciones sociales y aún en comunidades relativamente pequeñas, va haciendo que los requerimientos hacia el servicio de justicia sean cada vez mayores. Y también varía la calidad de las competencias que nos van siendo otorgadas y el abanico es más grande de cuestiones a atender y consecuentemente se hace más arduo. Notamos que en algunas áreas nos vemos superados y lo tratamos de afrontar con mucho trabajo”.

“Abordamos cuestiones muy diversas como tener que resolver un juicio de cobro de dinero a tener que atender una cuestión de violencia familiar o un juicio de naturaleza contravencional como un hecho de pelea o lo que se ha incrementado notoriamente en cuanto a la nocturnidad por las confiterías que funcionan en el partido. Todo eso genera que tengamos que abocarnos con muchas horas de trabajo para atender esas demandas”.

Con respecto a la problemática de la Violencia Familiar aprobó la iniciativa del municipio de trabajar en la prevención, al considerar que “es positivo y favorable, aunque la función que puede hacer el municipio es de carácter preventivo, mientras que nosotros actuamos cuando el hecho ya se consuma. Pero obviamente es muy importante la tarea de prevención, precisamente para evitar que los hechos llegue a concretarse, aunque siempre se van a configurar algunos hechos, pero cuanto más prevención halla se supone que menos hechos van a ocurrir”.

“Es un área delicada por las connotaciones que tienen esos casos que a diferencia de otras cuestiones de naturaleza civil o contravencional, se desdibuja el ribete técnico para tomar preponderancia la cuestión de los sentimientos y de las pasiones. Entonces, es necesario manejarse con prudencia y criterios que son muchos más elásticos que los que se utilizan en otras materias”, indicó.

Nocturnidad

Sobre la problemática de la nocturnidad, puso de manifiesto que “como en toda causa contravencional vamos recibiendo las cuestiones y se lleva adelante la misma en el caso de que se justifique. En nuestro distrito tenemos una cantidad muy importante de causas que se van trabajando y se aplica una sentencia que como toda cuestión de naturaleza cuasi penal, donde deben existir todas las garantías que debe tener una persona procesada en lo penal, se llega a una resolución que puede ser condenatoria o absolutoria”.

“Si bien la mayoría de las causas están vinculadas con las confiterías bailables o locales de expansión nocturna, también tienen que ver con el desarrollo integral de la nocturnidad que es un momento propicio para el conflicto, mas alla de la sana diversión que es está muy bien que ocurra. Pero el consumo de alcohol fundamentalmente lleva a hechos de conflictividad entre personas que llegan al juzgado de Paz”, indicó el Dr. Ipiña.

Feria Judicial

Durante el mes de enero, con motivo de la Feria Judicial, se reduce la actividad, pero va a estar en turno el Juzgado de Paz Letrado de General Viamonte. Al respecto, el Dr. Ipiña explicó que “en nuestro juzgado va a quedar personal para atender las cuestiones de urgencia. Lo que no se atiende son aquellos asuntos vinculados con certificaciones de firmas y legalizaciones y aquello que dentro de un proceso judicial no es urgente. Pero lo que se atiende son cuestiones de violencia familiar y aquella persona que sufra algún problema de esa naturaleza puede recurrir, primero a la institución policial, y luego al juzgado para adoptar las medidas correspondientes”.

Y concluyó expresando: “un saludo para toda la población y esperemos que el año que comienza sea favorable y fructífero para todos y que se note una baja en la conflictividad, fundamentalmente en  las cuestiones familiares que son las más problemáticas y difíciles de tratar. Muchas gracias a este medio y felicidades para todo en el año que se avecina”.