virgen_del_cerro2Una delegación ascensionense compartió una experiencia inolvidable con motivo visitar la Virgen del Cerro, en la provincia de Salta. El grupo estuvo constituido por Coca Rapasetti, Pocha Bugallo, Quique Orezzi, Mary Ponzo, Nelly González, Elida Alvarez y Delia Barra junto a gente de la localidad de Villa Cañas. Los gentiles choferes, Gustavo Fhur y Sandro Salvadori, de la empresa Transporte Brisa de Alcides Longo.

Quienes compartieron el increíble viaje, reflejaron sus sensaciones en estos términos: Emprender un viaje hace que todos nos dispongamos a vivirlo con alegría y paz. Cuando lo que convoca es la Santísima Virgen, nada puede ser mejor. La visita a la Virgen del Cerro, en Salta, fue como un día de retiro espiritual.

Seis mil personas se congregaron allá en profundo silencio y recogimiento. Se respira en ese lugar una energía especial. Existe una organización increíble que puede manejarse tal numero de personas, con la sola presencia de servidores, una suave música de alabanza, el rezo del Santo Rosario y la comunión de las almas necesitadas de Dios.

En el silencio está el secreto intimo y ultimo por lo que el abandono se constituye en la mas formidable catarsis liberadora, el silencio de la mente corresponde a la paz del corazón.

“En tus manos, Señor, me pongo, haz de mi lo que quieras”. La única salida liberadora es la fe y oración que nos lleva al encuentro con el Señor de la mano de su Madre, la Virgen María.