betty-guillandDespués de 33 años de trayectoria docente y 11 años como directora, la Prof. Beatriz Guilland se despidió del Colegio Nuestra Señora, tras acogerse a los beneficios de la jubilación. El pasado viernes 3 de agosto se realizó un sencillo pero emotivo acto para agasajar a la reconocida docente con una misa de Acción de Gracias encabezada por el Padre Abel Gaspar, representante legal del colegio, junto al Padre José Guadalupe.

Posteriormente, la comunidad educativa del Colegio Nuestra Señora se unió para honrar a la Prof. Betty Guilland, quien estuvo acompañada por su familia, amigos y colegas docentes junto a todos los alumnos de la institución. En primer término, su amiga y colega, Marita Canone, le dedicó palabras de mucho reconocimiento para luego recibir un presente floral de manos de los alumnos y un regalo de parte de la Unión de Padres, para finalizar con el tradicional corte de la torta y el brindis, previo a un esquema musical y una canción de los alumnos de establecimiento.

La Prof. Beatriz Guilland, se expresó emocionada entre otros conceptos: “fue una jornada preciosa y llena de emociones porque uno siente una mezcla de alegría y de nostalgia por lo que deja que amo mucho y alegría y expectativa por lo que viene, pero muy contenta”.

Sobre su dilatada carrera docente, mencionó “la hice íntegramente en el colegio, aunque también trabajé en la Escuela Media N° 2, pero nunca como titular, todas mis horas titulares y la mayor parte de mi vida docente la pasé en esta escuela. Estuve al frente de la dirección en estos últimos años y lo hice con mucho amor y alegría”.

Y al dirigirse a la gran familia del Colegio Nuestra Señora, expresó: “voy a estar acompañándolos siempre desde algún lugar porque es una obra de Dios y la quiso a través de un sacerdote, una congregación de Hermanas y después de laicos. Tiene que seguir adelante como hasta ahora con el apoyo permanente de la comunidad. Decirles a todos que cuenten conmigo”.

 Liliana Aguzzi, nueva rectora

La Profesora Liliana Aguzzi asumió al frente del Colegio Nuestra Señora tras el retiro de Beatríz Guilland. La nueva rectora, expresó: “estoy emocionada por la partida de Betty, ya que aprendí muchísimo trabajando juntos. Y cuando me propusieron continuar sentí un montón de cosas porque mi familia hizo mucho por este colegio. Mi abuela fue una de las que trabajó para que se creara. Por eso me pareció que era como ponerle un broche de oro a mi trayectoria docente porque siempre quise muchísimo a esta escuela donde todos en mi familia estudiamos y recorrimos estos pasillos y aulas. Por eso tengo muchas sensaciones hermosas, emoción y un poco de miedo porque quiero hacer las cosas bien y pido a Dios que me ayude a hacer lo correcto. Tengo el compromiso y el desafío asumido y la camiseta puesta de este colegio”.

Liliana Aguzzi sostuvo voy a redoblar mi compromiso de trabajo para llevar adelante este desafío”.

En cuanto a los objetivos, remarcó que “vamos a seguir como veníamos trabajando, ya que Betty (Guilland) nos dejó un camino marcado en experiencia, en amor y caridad. Queremos seguir trabajando para acrecentar la fe en nuestros jóvenes y hacerlo junto a la parroquia y para ellos hemos hablado con el Padre Guadalupe”.

Por último se dirigió a la comunidad educativa, expresando: “gracias porque confían en mí, porque sé que están y les pido que siempre se acerquen porque las puertas del colegio están abiertas para los alumnos, exalumnos y padres junto a todas las instituciones y comunidad en general. Soy inmensamente feliz con este nuevo camino que me toca emprender. Gracias a todos”.