jubilados-aniversario-1

Tal como estaba programado, el pasado sábado se realizó una cena y baile para celebrar los 30 años de vida institucional del Centro de Jubilados y Pensionados de Ascensión, entidad que reunió en sus propias instalaciones a un amplio número de amigos de toda la zona para compartir una velada muy especial.

La esmerada y cordial atención por parte de los organizadores, como el exquisito menú, fue motivo de elogios por parte de la concurrencia que además compartió el baile musicalizado por La Sonora Tropical y el tradicional brindis con la torta aniversario.

Como apertura se hizo un repaso a la historia de la institución, reflejada en un video proyectado en pantalla gigante, al tiempo que el actual presidente, Francisco Cánepa, tuvo conceptos de agradecimiento a todos los presentes y a la comunidad en general por el apoyo permanente que permite sostener el crecimiento institucional.

Entrega de Reconocimientos

En un momento muy especial de la noche se procedió a la entrega de presentes y reconocimientos a los ex presidente y personalidades de la entidad que fueron forjando su proceso de sostenido crecimiento a lo largo de 30 años de trabajo inclaudicable.

En primera instancia se recordó al primer presidente Norberto Pastorino (fallecido) recibiendo su hijo Oscar de manos de Anita Minetti ante el aplauso de todos los presentes, para luego hacerse entrega de los recordatorios a José Acevedo, Luis Prósperi, Francisco Canepa, Alberto Meloni y Pedro Traficante.

Asimismo, se entregaron distinciones especiales a José Casalini, recibiendo de manos de Elida Piccinotti; a Emilio Battaglia, quien no se encontraba presente y a la Anita Minetti, quien al igual que la institución cumplió 30 años al servicio de la misma con un enorme entusiasmo y compromiso, recibiendo el presente de parte del actual presidente, Francisco “Tito” Canepa ante el afectuoso aplauso de todos los presentes. La Sra. Anita Minetti tuvo expresiones de agradecimiento y sinceros deseos de mantener el progreso que ha caracterizado a la institución desde sus comienzos.

Un poco de historia

Corría el año 1982 y este Ascensión nuestro de cada día, receptáculo de una comunidad inquieta y de voluntad inquebrantable se disponía a encarar otro de sus comunitarios sueños que permitieron al hombre y la mujer que trabajan, el amparo de una cobertura establecida por leyes sociales como merecido premio a tanto esfuerzo y vida, dejado en las distintas tareas y profesiones sirviendo a su familia y al país.

Ese punto de partida requiere entonces la unión de todos los abuelos, buscando hacer realidad una nueva casa grande, cálida, alegre, generosa y solidaria, donde el esfuerzo común geste las mas urgentes soluciones a las necesidades de la tercera edad que tiene derecho a una vida mejor en su descanso por todo lo aportado en una larga trayectoria de convivencia en comunidad.

Y es por entonces, el 27 de marzo de 1982 que el Intendente Municipal de General Arenales, Remo Arata, convoca a jubilados y pensionados a concurrir al Palacio Municipal para sugerir que desearían agruparse, formando así un centro para todos los jubilados.

Los representantes aceptaron gustosos tal iniciativa y se convoca a una asamblea para ratificar lo expresado, previa formación de una comisión provisoria y de tal acuerdo firman los señores Norberto Pastorino, Uldemar Britos, Agustín Tarulli, Arturo Chiaparelli, Francisco Torremorell y Nolasco Gómez.

De esta forma y con estos primeros nombres se comienzan a dar los primeros pasos con mucho esfuerzo y dedicación; se pidieron donaciones y como no podía ser de otra manera las damas comenzaron a trabajar, limpiando, cocinando y mucho mas para levantar “la casa propia”.

Durante la presidencia del Sr. Angel Tantone se logra la compra del edificio y el 11 de octubre de 1986, la Sra. Teresa Castaños, escribana local, hace entrega de la escritura, donando sus honorarios.

El Centro de fue afianzando con una gran remodelación de la cocina, cambio de techos, construcción del salón grande y cancha de bochas, también se revocó el salón y todo el frente. Ello aconteció durante la presidencia del Sr. Luis Prosperi.

A partir de 1985 el Centro se toma la responsabilidad de entregar los bolsones alimentarios. Y además se llevaron a cabo varios viajes a distintas provincias y se pusieron en escena varias obras de teatro bajo la dirección del Sr. José Casalini. Bajo la dirección de la Prof. Mirta Acevedo fue un deleite bailar el Pericón Nacional el 25 de Mayo de 1986 en la Plaza de Estación Ascensión y en General Arenales, siendo las parejas integrantes de la comisión directiva y colaboradores.

Entre otros hechos trascendentes, el Centro de Jubilados estuvo presente en grandes momentos de la comunidad, como la inauguración del Monumento a las Malvinas con la asistencia del General Martín Balsa y el presidente de ese entonces, Luis Prosperi junto al secretario Alberto Meloni.

Una apretada síntesis de una rica y amplia historia de vida que tiene episodios muy importantes y que reflejan logros institucionales de toda índole, demostrando el espíritu emprendedor y el constante crecimiento de una entidad que es un verdadero orgullo para la comunidad que la cobija.