pascuas-2012-ascensCon una amplia participación de la comunidad se vivió el Domingo de Pascua y se celebró la Resurrección de Jesús en la Parroquia “Ascensión del Señor” con un amplio programa de actividades.

El sábado Santo, la cristiandad permaneció junto al sepulcro de Jesús, meditando su pasión y su muerte. La celebración se realizó por la noche, por eso se la denomina “Sábado de la Vigilia Pascual”, donde los cristianos vivieron la alegría de la Resurrección de Cristo, la alegría pascual que se extenderá a lo largo de cincuenta días.

La Vigilia Pascual celebrada comprendió varios ritos: la bendición del fuego nuevo, la bendición y procesión con el Cirio Pascual, el canto del “Pregón pascual”, las lecturas del Antiguo Testamento, la bendición del agua bautismal, el canto de las letanías, y la renovación de las promesas bautismales.

El párroco local, Padre José Guadalupe expresó en su homilía: “el sábado fue uno de los días más hermosos en mi vida consagrada porque era la primera Semana Santa que celebrábamos y sinceramente esperaba que durante la celebración y el Vía Crucis fuéramos muy pocos, pero que hermoso fue ver el templo lleno adorando a la Cruz y a todo el pueblo caminando y acompañando a la Virgen. Y me llamó muchísimo la atención como la gran mayoría de la gente estaba vestida de luto, vestida de negro y que hermoso cuando podemos pasar de ese luto, de esa tristeza y angustia de la muerte a la gloria de la Resurrección. Qué hermoso cuando vemos el altar embellecido con las flores y las luces, pero más aún con ustedes hermanos que no nos quedamos en la muerte y el dolor, sino que nos acercamos al Resucitado y al que es la Vida con una maravillosa respuesta de amor al Señor”.