obispo-salesianaEl director de la Escuela Agrotécnica Salesiana, Padre Edgardo Zenklusen, quien continuará por otros tres años al frente del establecimiento, realizó un balance muy positivo del año transitado, donde tuvo el privilegio de recibir la distinción de Divino Maestro que otorga el Concejo Nacional de Educación Católica.

En dialogo con este medio, el sacerdote salesiano, expresó: “agradecemos a Dios por la protección que hemos tenido y tratamos de ofrecerle todo el esfuerzo del año escolar y todo el trabajo en el campo. Nos emoción mucho la presencia de Monseñor Cardelli en el acto de finalización de curso y la compañía de los padres. Se recibieron 37 alumnos que son el último curso del polimodal y enganchamos el año que viene sexto año de secundaria, con la posibilidad de tener el séptimo año como técnicos”.

Con vistas al año que viene adelantó cambios en el personal, mencionando que “va a venir el Padre Ramón Yaniuk, quien estuvo en el año 65, trabajando como administrador. Se trata de un hombre muy capaz que viene desde Formosa y el Maestro Nelson Manuchi que también nos va a acompañar en el próximo año para estar con los jóvenes y acompañarlos en toda la formación”.

Los Ingresantes

Con respecto a la demanda de ingreso de alumnos, comentó que “hemos tenido los examen de ingreso, donde se presentaron alrededor de 80 y aceptamos a 35, un poco menos que otros años porque como va a haber un curso mas, tenemos que ir previendo que no sea demasiado grande la cantidad de alumnos porque después no entran en los dormitorios. Es doloroso decirles a algunos chicos que no tienen lugar porque vienen con una gran ilusión, pero cuando se inscriben les anticipamos que no es fácil y para nosotros es un compromiso realizar la elección, pero sabemos que entran aquellos que más van a aprovecharlo o los que más lo necesitan. No queremos que sea una escuela elitista, de los mejores o de los más inteligentes, sino que queremos ser una escuela inclusiva y que sobretodo acompañe a los que más lo necesitan por problemas familiares o sociales y que requieren un apoyo especial”.

Una Merecida Distinción

El Padre Zenklusen expresó su satisfacción por haber recibido la distinción de Divino Maestro, expresando: “agradezco a Dios por esa distinción, que pienso que no la merezco, pero es por el esfuerzo que hice toda mi vida como educador. Por lo tanto me siento muy orgulloso de haberla recibido junto a otros educadores, otorgada por el Consejo Nacional de Educación Católica. Siempre nuestra misión como salesianos fue de ser educadores y Don Bosco nos alienta para trabajar junto a los jóvenes”.

Su Mensaje

Por último, señaló: “agradecemos la presencia de El Tribuno en nuestros pueblos porque siempre llega con un mensaje alentador y con la Palabra de Dios en la entrega del diario junto a las noticias sociales, políticas y deportivas que leemos con mucho interés.

Espero que Dios ilumine a nuestros gobernantes en esta nueva etapa para que sigan el camino de bienestar para todo el pueblo. Dios los bendiga