El proyecto habia sido creado inicialmente por la familia Vargas y otros vecinos de la localidad, luego de algunos años de abandono la calesita retomo su magico esplendor y se convirtio en una atraccion para los mas pequeños.