Un sueño hecho realidad: Asoc. Civil “Dar Esperanza”

0
115

Despues de mucho tiempo de luchas y gestiones, se concretó el sueño y ayer viernes tuvo lugar la inauguración de la sede de la Asociación Civil “Dar Esperanza”, ubicada en calle Cordoba 253, donde se brindará una atención personalizada a quienes deseen interiorizarse sobre el funcionamiento de esta institución de Ascensión.

La Asoc. Civil “Dar Esperanza” es una entidad sin fines de lucro y con el objetivo de cubrir una importante necesidad a nivel del distrito. Se trata de las personas con discapacidades agudas que no tienen un ámbito para su atención y el desafío a futuro es crear un centro de día para cobijarlas.

- Anuncios -
daresperanza
daresperanza

El acontecimiento contó con la presencia de autoridades locales, como la senadora provincial, Ana Laura Geloso; los concejales Edgardo Battaglia, Jorge Cechini y Matías Geloso (próximo a asumir) junto al Director provincial de Inversión Pública, Lic. Emir Miranda; la Secretaria de Bienestar Social, Lic. Mariela Sbarbatti y la Lic. Araceli Peretti, actual Directora de la Tercera Edad.
Luego de proceder al tradicional corte de las cintas y al descubrimiento de placas recordatorias, la presidente y principal impulsora de la entidad, Lujan Robledo, brindó sus conceptos, para luego compartir un refrigerio en un clima de alegría por tan importante logro institucional.

Discurso de Lujan Robledo

“Gracias a las Autoridades, y representantes de instituciones y público en general que haciendo un espacio en sus ocupaciones se acercaron para acompañarnos. Con sus presencia nos sentimos apoyados”.
“Uno de los sueños de la Asociación Dar Esperanza , es que sentirnos Casa y familia; que este lugar sea un espacio donde se da y se reciba. Se da y recibe confianza, respeto, comprensión, alegría, amistad…
Las uniones de esfuerzos hicieron posible que hoy podamos realizar esta inauguración.

Contarles que en el año 1985 un 8 de febrero mi vida daba un vuelco de 180 grados, nacía mi primer hija Valeria pero no llegaba sola sino con muchas características, cualidades y manifestaciones que como mama debía aprender a comprender y aceptar.
Fue un desafío como tiene cualquier mujer mama, pero el mío con un plus algo especial. Entonces aprendí a soñar nuevos sueños y entender que la discapacidad no es una vergüenza o una tragedia. Es simplemente un modo único de vivir y de amar haciendo a un lado los prejuicios.

A partir de entonces Valeria fue mi centro y el de mi familia pero percibía que no era suficiente y que ella como tantos otros niños y adolescentes requerían otros espacios adaptados para una minoría de la que ellos debían ser partícipes activos y no solo pasivos.
Cuando en el 1996 vinimos a vivir a Ascensión descubrí y observé que muchas familias compartían la misma realidad. Fue entonces donde empecé a comentar con gente conocida, papas de niños con capacidades diferentes y de a poco empezó a surgir la idea de crear este espacio que hoy comienza a hacerse más real que nunca.

Mucha gente aporto ideas hasta que en 2019 se logra la personaría jurídica paso fundamental para enmarcar desde lo legal esta Asociación.

Hoy siento mucha felicidad por todos los niños y adolescentes y familias que van a tener su espacio para poder concretar deseos y sueños truncados.

Porque les puedo asegurar que somos más parecidos que diferentes, pero somos todos individuos con habilidades y necesidades únicas.

Agradecerles a todos los que hicieron esto posible.
Para terminar decirles que, los sueños tienen el poder de traernos inspiración, fortaleza y felicidad. Que debemos hacer todo lo necesario para que nuestros hijos sean felices.

or eso no dejemos que el mundo nos diga qué hacer o cómo ser para ser exitoso. El verdadero éxito es ver a nuestros hijos sonreír. No será fácil pero siempre valdrá la pena.
Gracias

daresperanza3
daresperanza3