embarazoUna importante empresa de medicina prepaga se había negado a cubrir el embarazo y posterior parto de una mujer en tanto, esta última contrató el servicio de la compañía, posteriormente a conocer su estado de gravidez, no habiendo manifestado dicha situación a la empresa, lo que provocó que al esta tomar conocimiento de la misma, decidiera dar de baja el contrato en forma unilateral.

Ante esa situación, la mujer decidió incoar las acciones administrativas ante el organismo de defensa del consumidor competente a su domicilio, el cual obligó a la empresa de medicina prepaga, como medida cautelar, a abonar el cien por ciento de los gastos de atención durante el embarazo y el parto de la denunciante, en forma preventiva.

La prepaga, recurrió el fallo ante la justicia, quien también le dio la razón a la mujer, invocando el derecho a la salud y del consumidor.

Así, el Tribunal indicó que el derecho a la salud se encuentra íntimamente relacionado con el derecho a la vida y el principio de autonomía personal, siendo reconocido en los tratados internacionales con rango constitucional. Asimismo, y toda vez que la relación contractual que vincula a la empresa y a su afiliada resulta alcanzada por las normas que regulan y protegen los derechos de los consumidores y usuarios, es pertinente señalar que, en caso de duda, debe estarse siempre a la solución que resulte más favorable para estos últimos, por lo que es la empresa de medicina prepaga quien deberá cubrir los gastos del embarazo y posterior parto de la mujer.

Es importante destacar que la sentencia solamente decretó la procedencia de la cobertura como medida cautelar, teniendo en cuenta la urgencia con que se requería la misma, sin decidir sobre el fondo de la cuestión.-

Escribe:
Dr. Guillermo Tapia - Abogado -
Tº VIII F° 27 - CADJJ.
Cel: 02362 15599142.