Turismo Carretera JuninEl TC regresó al reinaugurado autódromo juninense y brindó un espectáculo vibrante, apasionante, cargado de incertidumbre y emoción hasta la caída de la bandera a cuadros; sin dudas una verdadera fiesta que permanecerá imborrable en la memoria de las más de cincuenta mil almas que le dieron un marco de calor y color al flamante escenario.

Y si bien la victoria fue para Guido Falaschi, que con su Ford Falcon dominó todo el fin de semana, mientras que como escolta llegó Mauro Giallombardo, la ovación se la llevó Gabriel Ponce de León, quien arribó en la tercera posición y pudo poner sello juninense a un podio que quedará en la historia del retorno del Turismo Carretera a la ciudad.

Gaby se ubicó quinto en la partida de la final, posteriormente pasó a la cuarta colocación, cuando Fontana se tocó con Giallombardo en la lucha por punta y quedó relegado; después se quedó con el tercer, lugar al pasarse de largo Sergio Alaux que marchaba en esa posición y con un Chevrolet defendía el prestigio de la marca de Detroit ante el dominio de los Ford.

Finalmente, cuando el príncipe Falaschi se aprestaba a convertirse en rey, Giallombardo le dio dura pelea en las dos vueltas finales y Gabriel trató de aprovechar esa lucha, pero aunque hizo el intento sobre el mismo epílogo, la potencia del Falcon no fue suficiente para adelantarse.

Una prueba inolvidable

En una carrera, que tuvo todos los condimentos para mantener en vilo a la multitud que colmó el autódromo y se transformó en una de las mejores competencias de la temporada, Falaschi consiguió su primera victoria dentro de la categoría más popular del automovilismo argentino.

La prueba arrancó con Norberto Fontana tomando la delantera, seguido por Giallombardo, Sergio Alaux, Guido Falaschi y Gabriel Ponce de León, todos dentro de una marcada paridad, que mantuvo la incógnita sobre el resultado hasta el final de la competencia.

En la cuarta vuelta, el trámite dio un vuelco porque Giallombardo superó la línea de Fontana en la recta y cuando lo dejaba atrás, el arrecifeño quiso cerrarse, perdió el control de su auto, hizo un trompo y se fue de la pista, perdiendo numerosos lugares. Un giro después, Falaschi superó a Alaux y comenzó a recuperar terreno, ratificando todo el buen rendimiento que había mostrado su auto a lo largo del fin de semana, con dos récords sucesivos en las vueltas octava y novena.

Giallombardo a esta altura lideraba la carrera, pero el auto de Falaschi comenzó a agigantarse en sus espejos, mientras que en la vuelta 19 Alaux se pasó de largo en una mala maniobra y estalló la multitud, porque el juninense Gabriel Ponce de León quedó con el tercer lugar en sus manos.

De allí hasta el último metro de la prueba, la emoción creció, la lucha por los primeros lugares se hizo apasionante y la vibración se instaló en cada rincón del autódromo. En la vuelta número veinte Falaschi, en una excelente maniobra, se adelantó a la marcha de Giallombardo y le arrebató la punta, pero el piloto de Bernal lejos de resignarse planteó una lucha centímetro a centímetro, que tornó incierta la definición.

Gabriel Ponce de León, como viejo zorro, defendió su tercera colocación del asedio que le hizo Emiliano Spataro con su Dodge y, sin descuidar las espaldas, se mantuvo agazapado a la espera de lo que hacían los dos primeros en ese duelo mano a mano, tratando de aprovechar una contingencia de carrera.

Sin embargo, cuando sobrevenía el final, el juninense se decidió a jugarse el todo por el todo con lo que le quedaba del Falcon, y aunque no le alcanzó, se llevó la ovación de la multitud que premió su tercer escalón en el podio que lo deja con posibilidades intactas de asegurarse el pase hacia el grupo de 12 pilotos que lucharán por el título durante la Copa de Oro Río Uruguay Seguros. Muy buen desempeño tuvo también Emiliano Spataro, que arribó en el cuarto lugar y sumó puntos importantes en función del campeonato general. El piloto de Lanús, continúa en alza y ahora buscará la victoria en la próxima cita de Paraná. En tanto, el piloto de Salto y ex motociclista, Juan Pablo Giannini, logró el quinto lugar con el asesoramiento del Haz y el trabajo de su equipo, y con este resultado cerró un fin de semana soñado.

El Turismo Carretera volvió a ofrecer un espectáculo emocionante, tuvo una convocatoria que ratifica a la categoría como la más popular del automovilismo argentino y generó un marco colorido para que la reinauguración del autódromo juninense se transformara en una fiesta inolvidable. Esa es la magia del TC.