antonio-calderoneAntonio Caldrone:  hijo de Basilio Calderone y Ángela Iocco, quienes generosamente procrearon 12 hijos activos y trabajadores.

Casado con Rosa “Nena” Policani, su fiel y permanente compañera, fruto del matrimonio sus hijos Chichí, Norberto y Edgardo. Mas tarde la alegría de 7 nietos y luego los bisnietos. Cariñosamente todos te conocimos nombrándote Negro, trabajando siempre por instituciones locales: escuelas, directivo de Cooperativa Agropecuaria San Martín de Ferre Ltada.; Centro de Jubilados y Pensionados de Ferré estuvo muchos años en la comisión y en 2 periodos distintos Presidente de esta institución. Si bien has trabajado en distintas tareas del campo, gran parte de tu vida: Transportista propietario y chofer de tu añorado camión con vocación y eficiencia en esta actividad.

- Anuncios -

La pasión de tu vida se centralizó siendo un identificado e incondicional seguidor del Club Colonial, toda su familia muy vinculada a la institución, su esposa trabajando con las damas, sus hijos directivos de todas las épocas, sus nietos jugadores de fútbol, sobrinos directivos y colaboradores, sus hermanos presentes en distintas comisiones, algunos toda una vida en la entidad albirroja.

Antonio se inició como directivo en 1952, cuando el Colo solo tenía 22 años de vida, haciéndolo en la sub. Comisión de fútbol integrando en total 12 años en distintas actividades como miembro del club; aparte 19 años más en la comisión directiva siendo un excelente ladero en cada trabajo y gestión junto a Nicolás Masciarelli.

Fue presidente de la institución en el período 1975-1976

Durante tantos años has compartido etapas y momentos inolvidables en la historia del Colonial que festejó con su sana alegría, los once títulos oficiales de primera, los festejó en la cancha dando la vuelta olímpica junto a jugadores e hinchada.

En 1990 en el festejo del sesenta aniversario, recibió la plaqueta recordatoria juntos a los ex presidentes de Colonial, de manos de su hermano Nicolás, este siendo el único socio en la historia del Club que estuvo 26 años consecutivos como directivo, igualmente en 2005; las Bodas de diamante, recibió un recordatorio de manos de sus nietos.

En el 2007, Colonial campeón 4 Ligas (Bragado Chacabuco Gral. Arenales y Junín) acompañando a directivos, cuerpo técnico y jugadores participó en Junín en sede de Diario La Verdad del recibimiento del Trofeo 90º Aniversario de ese diario, representando junto a Antonio Nito Masciarelli y José Scropanich a los viejos directivos de todas las épocas

y en la Mega fiesta de tal campeonato se hizo acreedor de una distinción por haber trabajado en la vieja cancha en 1979 con diseño de alambrado olímpico, dirigir la obra en 1998 en la Nueva Cancha y la donación de plantas para el contorno del alambrado reglamentario de esta nueva instalación del complejo de fútbol.

Los que peinan muchas canas son los que viajaron en su camión Ford a los partidos los domingos en la Liga de Rojas, cada rincón de las instalaciones de Colonial tendrá sus recuerdos.

Tu actividad incansable, difícil de seguir, ejemplo de orden y vitalidad a los 91 años de edad, un excelente asador profesional con el fruto de cada tarea “cantidad y calidad”, un destacado cocinero de ravioles, y ni hablar de cualquier menú apasionado por el arte culinario, pero también presente si estaba cerca la pala y el pizón; y cuando los trabajos no requerían esfuerzo físico no dudó en resolver y desempeñarse como delegado de la Liga, secretario de la comisión y presidir muchísimas reuniones como así representar al club en distintos acontecimientos de otras instituciones en nuestra localidad y pueblos vecinos.

Sentidas palabras de Daniel Scropanich le dieron su postrer despedida:

Negro: me toca la difícil tarea de despedirte como ex presidente del Club Deportivo Colonial Ferré y como gran amigo, me brindaste el apoyo y reconocimiento en el periodo que duro mi humilde gestión, hoy representando a toda la comunidad albirroja que agradece tu dedicación y trabajo. Tu recuerdo será imborrable, serás un guía desde el cielo para que tu querido Colonial pueda avanzar a pasos agigantados  el progreso espiritual, moral y material y especialmente seguir festejando los campeonatos deportivos de tu pasión el Fútbol.

Cristiana resignación a tus hijos, nietos, bisnietos, yerno, nueras, hermanos, cuñados, sobrinos y demás familiares. Colonial te dice en voz alta y sella a fuego con letras mayúsculas solo dos palabras “muchísimas gracias” y que Dios te conceda el premio de descansar eternamente en paz.