Hoy se firmó en la residencia de Olivos un decreto que permitirá incorporar a la Asignación Universal por Hijo (AUH) a más de un millón de niños, niñas y adolescentes que no tienen cobertura por parte del Estado, para lo cual se destinará una inversión de 30.000 millones de pesos, lo que nuevamente generará, no solo en cada familia que la está pasando mal un poco mas de respiro, si no que es dinero que ingresa directamente para mover la economía interna de cada localidad del partido.

El Presidente estuvo acompañado por la Directora Ejecutiva de nuestro organismo, Fernanda Raverta que trabaja incansablemente para recuperar la calidad de vida de nuestros vecinos que de 2015 a 2019 fueron perdiendo derechos y se les desorganizo la vida”, señaló el gerente de la oficina local de ANSES, Matías Junco.A su vez afirmó: “justo cuando se cumplen 11 años de una medida revolucionaria en la seguridad social en la Argentina para ayudar a niños y niñas con la protección económica, de salud y educativa.

- Anuncios -

Como dijo hoy nuestro Presidente, no es casualidad que todo esto ocurra hoy, cuando se cumple otro aniversario del día en que Cristina impulsó la AUH, cuando tenemos un estado presente y que se ocupa de todos, tarde o temprano llegan las herramientas para estar mejor para los que menos tienen, para los trabajadores, para los empresarios y para todos los que queremos volver a poner a la Argentina de Pie”.

La directora de ANSES, Fernanda Raverta, señaló que “desde el gobierno creemos que el Estado debe garantizar los derechos, no esperar que los ciudadanos y ciudadanas vengan a buscarlos, sino el Estado ir, resolver y garantizar esos derechos”.

En tanto, expuso que “a partir del decreto que va a firmar el Presidente de la Nación vamos a ir a buscar a esos nenes. Hay 723 mil chicos y chicas que ya hemos encontrado, haciendo una tarea de cruce de información en nuestro sistema, en nuestra base de datos. Por lo tanto, eso va a ser muy rápido y vamos a poder abrazar a esos chicos y a esas chicas”.

La AUH llega actualmente a 4 millones de beneficiarios y es un derecho que alcanza a chicas y chicos de hasta 18 años de edad cuya madre o padre están desocupados, son trabajadores no registrados, del servicio doméstico o son monotributistas sociales.