El aberrante femicidio de Lorena Quilogran mantiene en un clima de conmoción a la sociedad ascensionense, que se sintió profundamente sensibilizada por el estremecedor testimonio de su hermana, Cintia Quilogran, quien desde la ciudad de Allen, en la provincia de Rio Negro, reflejó el tremendo dolor de la familia, exigiendo justicia y condena para el victimario y la tenencia de los niños, una nena de 11 años y un varoncito de 3 años, quienes actualmente se encuentran a cargo de la hermana del imputado.

“Estamos muy mal, estamos tratando de salir adelante y de vivir con este dolor que nos dejó este asesino”, comenzó expresando Cintia Quilogran en declaraciones exclusivas a la “Mañana de la Radio”. Y agregó: “no hay palabras, solamente queremos pedir justicia por mi hermana, que esto no quede impune y le pedimos a la gente de Ascensión que nos ayude, dado que estamos muy lejos, para lograr la tenencia de mis sobrinos”.

Con respecto a la situación de los hijos, comentó: “por lo que sabemos, los chicos están con una tía, que es la hermana del asesino. Nosotros queremos la tenencia de los chicos pero debido a esto de la cuarentena no podemos viajar. No sabemos bien donde están, pensamos que en esa zona, pero nos sentimos muy preocupados porque no tenemos contacto con la tía que los tiene en este momento”. Cintia se refirió a vinculo de su hermana Lorena con el acusado de haberla asesinado, mencionando: “hace 11 años que estaba viviendo allá, a Horacio lo conoció por intermedio de un sobrino, que también vivía allá.

Luego se pasaron el número de teléfono, se empezaron a escribir y este hombre vino a conocerla y después de un tiempo de novios, el volvió a buscarla y se fueron juntos para la zona de Ascensión”. “Ellos se llevaban bien, era una relación linda, pero en los últimos meses se complicó todo y ella nos mandaba mensajes, diciendo que la relación andaba mal, que a él le molestaba que estuviera con el celular o que saliera de vez en cuando. Es decir que tenían muchas peleas y la ultima fue delante del nene más chicos”, indicó Cintia.

Asimismo, confirmó que el acusado ejercía violencia, al reflejar que “nos contaba que las cosas no andaban nada bien y ella decidió volverse a Río Negro con sus hijos cuando se levantara la cuarentena. Ella nos dijo en un mensaje: “ante que pase lo peor, prefiero irme a Río Negro”. Evidentemente, tenía miedo pero no lo quería decir para no asustarnos porque estábamos tan lejos y sabía cómo nos poníamos cuando le pasaba algo, como a cualquiera de la familia”.

“Sentíamos que ella estaba en peligro e incluso le decíamos: “Lore, tené cuidado, te puede hacer algo ese tipo, por favor. Cualquier cosa llamános y nos contactamos con alguien, alguna amiga, porque tenía muchas amigas por allá. Pero lamentablemente no le dio tiempo a nada”, indicó la hermana de la víctima.También, citó un antecedente que refleja el grado de agresividad del imputado, al comentar: “cuando vino una vez a Río Negro, tuvo un problema con un chico menor que él, de alrededor de 18 o 19 años, y lo salió a correr con un cuchillo. Luego tuvo otra pelea con una de mis hermanas y fue al auto, desde donde la amenazaba con el cuchillo. De allí nos empezamos a dar cuenta de que este tipo era violento, era “cuchillero” y por eso, cuando Lore nos empezó a contar que las cosas andaban mal, le decíamos que tuviera cuidado pero lamentablemente pasó lo peor”.

Sobre la supuesta desaparición inicial de la víctima, Cintia, comentó que el imputado: “cuando la llamó a mi mamá a las 9 de la noche, le dijo que “le había picado el c…” y se había ido con otro tipo pero nosotros sabíamos bien que no se había ido, que algo le había hecho. Incluso mi mamá le preguntó: “Horacio, vos le hiciste algo a mi hija?”, pero él le dijo; “no suegra, que le voy a hacer…”. Es un caradura y descarado”.

Cintia reveló que se enteraron del luctuoso episodio por las redes sociales. “Fue por Facebook, por un noticiero de allá, y como a la una de la madrugada nos llamó el comisario y nos contó como la habían encontrado a Lore. El que viajó para allá fue mi hermano mayor, a quien llevaron al campo y le mostraron como la encontraron. Es algo tremendo y no nos cabe en la cabeza por qué lo hizo”.El cuerpo de Lorena fue trasladado a su ciudad, Allen. Al respecto, expresó un agradecimiento “a nuestra intendenta Liliana Martín, quien se ocupó de todo, especialmente de los gastos. Gracias a ella pudimos trasladar el cuerpo de Lore hasta acá”.

De igual manera, se manifestó agradecida “al abogado, Dr. Pablo Novales, quien se ofreció desinteresadamente para ayudarnos, como asi tambien al Sr. Gabriel Nuñez, quien tambien nos brindó su apoyo, al igual que la Sra. Leticia Di Prinzio. Les agradecemos profundamente a ellos, como a toda la gente de Ascensión, a quienes pedimos que nos apoyen”.“Pedimos justicia por Lorena y a la gente de Ascensión, dado que estamos tan lejos, que nos ayuden para pelear la tenencia de los chicos para que nuestros sobrinos estén con nosotros.

Confiamos en la justicia y ojala, Dios quiera nos ayuden, y acuerden traer a los chicos para acá, que es lo que mi hermana hubiera querido. Esperamos que ese “hijo de re mil…” pague por lo que le hizo a mi hermana porque ella no era una mala persona para que le hiciera eso. Con todo el dolor de mi corazón, ojala que se pudra en la cárcel”, concluyó Cintia Quilogran.