magdaleno-jardinEn el marco de los 50 años del Colegio Nuestra Señora, el pasado 14 de julio tuvo lugar una Jornada de Charlas y Convivencias para docentes, alumnos y padres, a cargo del Hermano Marista Eugenio Magdaleno, profesor de Letras, Teólogo y profesor de Literatura Francesa, quien reside en San Rafael, donde es director de un colegio católico de 900 alumnos

En contacto con este medio, expresó: “la misión era dar un mensaje a los alumnos más grandes, a quienes les he dado un mensaje de que vale la pena vivir a pesar del descontento y la desesperanza que existe. Pienso que vale la pena vivir porque estamos en un país, que a pesar de estar en crisis tiene miles de posibilidades y los jóvenes son quienes deben producir el cambio. Viendo las mañas que tenemos los viejos y que hemos fracasado para no volver a hacer lo mismo, pero es importante aprender de los fracasos”.

“Les he hablado mucho de la libertad porque actualmente los padres le dan mucha libertad a los chicos, pero tienen que ser responsables de esa libertad. Por eso, les dije que puede ir al boliche, pero como señores y donde puede haber muchos que están borrachos pero no tienen que sentirse obligados a tomar y por eso no son maricones. Es decir, gente madura y no cuatro o cinco inadaptados que porque River se va a la B queman y rompen todo. Qué sentido tiene todo eso…? Por eso pienso que hay que capitalizar los fracasos y aprender de todo eso”, indicó el hermano marista.

Y puso en relieve “un chico de 15 años para arriba cree más en la palabra de un amigo que de los padres y en el apoyo del compañero. Por eso es importante saber elegir un buen amigo, que como dice el evangelio, un buen amigo es aquel que da la vida por el otro y no que es cómplice de las macanas. Es el que te ayuda en la escuela o evita que te metas en líos. Ese es el buen amigo y es muy importante porque los chicos andan mucho en la calle y es inútil que los padres pretendan tenerlos atados con una soga. Lo que hay que ponerle a los chicos desde pequeños son los grandes principios y valores para que sepan qué está bien y qué está mal”.

“Dentro de algunos años, los chicos van a estar solos en una ciudad o en la universidad y si no sabe comportarse o ser responsable le va a ir mal. También es necesario un gran apoyo en la familia porque los padres ponen límites que a los chicos no les gustan, hoy no los entienden, pero mañana lo van a agradecer. Sócrates decía “educado el niño evita el castigo del hombre”, o sea que cuando al chico se lo educa va a tener una adultez sin problemas”, expuso el disertante.

En cuanto a la parte espiritual, sostuvo que “la presencia de Dios en la persona es natural al hombre. San Agustín decía que todo hombre tiene como una “chispa” de Dios. Y Víctor Frank que es un gran psiquiatra que sufrió los campos de concentración de los nazis porque era judío, tiene una obra que es “La Búsqueda de Dios Inaccesible”. Yo se que está pero como lo busco y donde lo encuentro. Es decir que la vida no tiene sentido, por más que uno triunfe económicamente, deportivamente o socialmente, si no tiene un sentido trascendente espiritual donde hay una vida eterna que es una recompensa porque somos hijos de Dios”.

Por otro lado, durante la charla con los padres se refirió a la problemática de educar el tiempos de incertidumbre y al tener contacto con los docentes abordó la necesidad de aplicar una pedagogía de la exigencia, académica, disciplinaria y de respeto. Y agrego que “también una pedagogía de la presencia, o sea estar cerca porque el chico tiene muchos problemas con la sociedad, la familia y sus relaciones. Pero yo creo en este mundo y lo quiero porque se demuestra la grandeza de la persona en la medida que sabe vivir en tiempos difíciles. En realidad, corriente abajo todos nadan bien pero hacer buenas cosas en tiempos malos es digno de destacar”.

“Tanto a padres como a docentes les dejo este mensaje, crean en los jóvenes, fórmenlos, exíjanlos y háblenles de optimismo, sino terminamos todos llorando. Es decir aplicar una visión positiva porque la persona que trabaja, estudia y es responsable va a triunfar en la vida”, indicó el Hermano Magdaleno. Y añadió que “es importante la autoestima y sentir que uno vale y puede ser un líder. Que se dejen de esas macanas de que sacarse 10 es ser un aparato, un nerds o un aburrido porque cuando vayan a trabajar los que tuvieron diez van a entrar a cualquier lado y los que sacaron cuatro van a tener que esperar en la tranquera. Ese es la realidad”. 

Por último y con motivó de los 50 años del Colegio Nuestra Señora expresó su deseo de “que sigan trabajando, sembrando evangelio, fe y cultura. No hay mejor herencia para un chico que una buena educación y en el siglo XXI la mejor industria es la del conocimiento”.