BOXEO – Marcos Escudero dejó su invicto en un fallo injusto

0
54

En la velada que tuvo protagonistas rioplatenses, el púgil de General Arenales, Marcos Escudero, fue despojado de su invicto en el plano rentado al perder por puntos en un fallo injusto de los jurados luego de haber dominado claramente la pelea ante el norteamericano, Joseph George, en uno de los combates estelares que se llevaron a cabo en un casino de Sloan, estado de Iowa, impulsados por el promotor Sampson Lewkowicz.
Encuadrado en la categoría de los pesados ligero Marcos Escudero (10-0, con 9 KOs) superó a Joseph George (9-0 y 6 KOs) durante los primeros siete rounds, propinándole un fuerte castigo ante un rival que solamente intentó cubrirse con guardia alta y cerrada, recostándose contra las cuerdas y soltando alguno que otro golpe casi por obligación.

El octavo asalto fue complicado para Escudero, dado que su rival llegó con varias manos peligrosas, aprovechando el desgaste de energía de su oponente. Y el siguiente round tuvo similar trámite, dado que el moreno encontró el camino de respetables impactos a la cabeza que pusieron el riesgo al púgil arenalense.
Sin embargo, en la ultima vuelta, Escudero demostró claros signos de recuperación y volvió a poner en complicaciones al moreno con un duro y sostenido castigo, concluyendo el combate como dominador absoluto de las acciones.

Con el campanazo final, lo único que quedaba por saber era el anuncio oficial de la victoria de Escudero, quien era el evidente ganador ya que tiró y llegó a destino con el doble de golpes. Lamentablemente el fallo dejó perplejo al público. Una sola tarjeta se inclinó por Escudero y por muy poco, fue la de Gloria Martínez (96-94). Las otras dos ridículamente le dieron la victoria al canadiense, en un fallo absolutamente injusto y localista.
En definitiva, un traspié para el arenalense que no opaca la excelente campaña que viene realizando en el plano internacional y que seguramente le permitirá corregir muchos aspectos de su estilo de boxeo y encaminar los nuevos desafíos con ansias superadoras y sed de revancha.