Un tremendo hecho de sangre conmocionó a la ciudad de General Arenales el pasado sábado 18 de junio. Un ciudadano ultimó a su novia con un arma blanca y luego se ahorcó en su vivienda del Barrio San Remo, generando estupor entre todos los vecinos y un alto impacto en toda la comunidad por tratarse de personas muy apreciadas en el medio.

El Comisario Inspector José Nicanor Espinosa, dio un completo informe al respecto, comentando: “el sábado 18 aproximadamente a las 22hs., personal de la Comisaría de Arenales, a través de un llamado telefónico toma conocimiento que en una finca ubicada en la intersección de las calles Artigas y José León Suárez, en un sector de la ciudad denominado Barrio San Remo, existirían dos víctimas fatales. Se constituye personal policial en el lugar e identifica de inmediato a una persona de sexo masculino y otra de sexo femenino que estaban sin vida en el lugar, dando conocimiento a las autoridades judiciales pertinentes de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 a cargo de la Dra. Silvia Ermacora”.

El jefe policial confirmó que “las víctimas fueron identificadas como Celia Campos, de 42 años, y Juan Carlos Albarracín, de 47 años. La finca era propiedad del Sr. Albarracín y la ciudadana tendría una relación de noviazgo con el mismo”.

En cuanto a la mecánica del lamentable episodio, el funcionario policial, explicó que “de las averiguaciones realizadas, testimonios recogidos e indicios analizados en el lugar de los hechos, sin perjuicio de posteriores pericias u otras determinaciones que surjan en la investigación, se supone que habría existido un homicidio y suicidio. O sea que el dueño de la finca le habría quitado la vida a su novia y luego se habría quitado la vida a si mismo. Este rumbo de la investigación toma fortaleza a través de una nota que deja el morador donde deja a entrever este situación”.

Al respecto agregó que “la señora fue ultimada con un arma blanca, con dos heridas, una en la cabeza y otra en el cuello, que es la letal. Y el morador, para quitarse la vida, se ahorcó con un cable”.

Sobre la causa que se instruye, confirmo que fue caratulada “Homicidio y Suicidio”, pero aclaró que “la investigación recién comienza y se van a realizar numerosos exámenes testimoniales para redondear cualquier circunstancias y no dejar ningún detalle librado al azar. Pero por el momento no hay indicios que nos revelen la participación de otras personas ajenas a las que hemos mencionado y está bastante clara la situación en cuanto a cómo habrían ocurrido los hechos”.