aumento-medicina-privadaEl 16 de mayo pasado fue promulgado el nuevo régimen regulatorio de la medicina prepaga. Si bien fue una ley muy discutida por parte de las empresas, podemos considerarlo un gran avance en materia de derecho de la salud y del consumidor, conjuntamente con la “Ley de los derechos de los pacientes”, sancionada hace poco tiempo atrás.

Lo más importante del marco regulatorio está dado por la expresa vinculación que se da entre la empresa de medicina prepaga y el afiliado, reconociendo a ésta como una “relación de consumo” (Art. N° 3 de la Ley N° 24.240 reformado por el Art. N° 3 de la Ley N° 26.361), y siendo por lo tanto objeto de protección por el “Estatuto del Consumidor” (principalmente por las leyes 24.240 de “Defensa del Consumidor” y 25.156 de “Defensa de la competencia”), con todas las implicancias y beneficios que de ella derivan para los afiliados.

También destaca que las empresas de medicina prepaga deben cubrir, como mínimo en sus planes de cobertura médico asistencial, el Programa Médico Obligatorio, sin carencias de ningún tipo, vigente según Resolución del Ministerio de Salud de la Nación y el Sistema de Prestaciones Básicas para Personas con Discapacidad prevista en la ley 24.901 y sus modificatorias, pudiendo establecer coberturas parciales en los casos expresamente determinados por la ley.

Otro cambio importante está referido al tema de la rescisión del contrato. Los usuarios pueden rescindir en cualquier momento el contrato celebrado, sin limitación y sin penalidad alguna, debiendo notificar fehacientemente esta decisión a la otra parte con treinta días de anticipación. Los prestadores, en cambio, sólo pueden rescindir el contrato con el consumidor cuando incurra, como mínimo, en la falta de pago de tres cuotas consecutivas o cuando el usuario haya falseado la declaración jurada. En caso de falta de pago, transcurrido el término impago establecido y previo a la rescisión, las empresas deben comunicar en forma fehaciente al usuario la constitución en mora intimando a la regularización dentro del término de diez días.

Si bien es verdad que la normativa viene a reconocer derechos que la jurisprudencia argentina ya había otorgado, al atar a la medicina prepaga a las leyes tuitivas del consumidor, dicho reconocimiento legal es digno de destacar.-

Escribe:
Dr. Guillermo Tapia – Abogado –

Tº VIII F° 27 – CADJJ.

Cel: 02362 15599142.