Con el actual precio de la nafta y demás combustibles, tratar de reducir su consumo se ha vuelto casi una necesidad para los argentinos. Sin embargo, la mayoría de las personas no conocen las técnicas que pueden implementar y cuáles hábitos deben dejar atrás para para lograr este objetivo. Por este motivo, se presentarán a continuación una serie de consejos que nos permitirán ahorrar dinero en combustible:

1. 1. Realizar un correcto mantenimiento

Llevar a cabo un buen mantenimiento al vehículo es una de las formas más eficientes de ahorrar combustible. Si el motor y los sistemas que lo componen se encuentran en perfecto estado, el rendimiento de combustible será óptimo. Además, los filtros, lubricantes y líquidos deben estar siempre dentro de los niveles indicados.

2. 2. Calentar el motor

Tener en cuenta ciertos principios como calentar el motor antes de arrancar para que los circuitos cojan la temperatura óptima de funcionamiento, puede ayudarnos a ahorrar combustible.

3. 3. Conducir a velocidad constante

Uno de los hábitos de conducción más eficientes que podemos implementar para ahorrar combustible, es mantener siempre una velocidad constante. Está comprobado científicamente que las personas que manejan con fuertes acelerones o que realizan maniobras violentas, pueden llegar a consumir entre un 10% y un 15% más que aquellas que prefieren manejar de manera más relajada. Sumado a esto, no deben pasarse por alto las velocidades máximas de calles y rutas para prevenir accidentes de tránsito. De igual manera, siempre se debe contar con los seguros de autos al día para estar cubiertos en caso de imprevistos.

4. 4. Tener los neumáticos en buen estado

Llevar los neumáticos siempre en buen estado no solo es indispensable para poder circular con total seguridad, sino que también nos puede ayudar a reducir el consumo de combustible. Si las cubiertas presentan alguna irregularidad, defecto o incluso una presión de aire inadecuada, el motor se verá obligado a llevar a cabo un trabajo adicional que repercutirá en el gasto de nafta.

5. 5. Cambiar de marcha correctamente

Utilizar y cambiar las marchas correctamente es otra forma de ahorrar combustible en nuestro día a día. Saber el momento exacto en el que debemos pasar de una marcha a otra es fundamental: debemos evitar hacerlo sin caer en el ralentí y sin revolucionar el coche en exceso. Un buen parámetro de medición, es cambiar de marcha en torno a las 2000 revoluciones.

6. 6. Evitar el uso de la calefacción y el aire acondicionado

Para ahorrar combustible, es sugerible que se evite el uso de la calefacción y el aire acondicionado (en la medida que sea posible). Ambos sistemas aprovechan el calor que el motor genera, lo que se traduce en una una mayor exigencia a su funcionamiento y, por lo tanto, en un mayor consumo. Por este motivo, es importante que se intenten utilizar lo menos posible.

7. 7. Apagar el motor

Aunque muchas personas no lo saben, incluso cuando no estamos en movimiento, el motor continúa consumiendo combustible. Por este motivo, apagar el motor cuando nos encontramos detenidos es una excelente forma de ahorrar nafta sin implicar ningún tipo de esfuerzo.