Jorge PedersoliEn el marco de una agradable reunió tuerca que se realizó en el salón de Bomberos Voluntarios patrocinada por la empresa de Ernesto J. Maspoli, lubricantes MOBIL y combustibles ESSO, se presento el destacado preparador del TC, Jorge Pedersoli, quien dialogó con una nutrida presencia de fanáticos sobre motores y automovilismo en general

Pedersoli es un grande del automovilismo argentino. Si bien su primer campeonato llegó en 1968 con el Trueno Naranja de Carlos Pairetti, la historia de Jorge Pedersoli y el TC empezó casi 20 años antes, cuando empezó a trabajar como ayudante de un taller donde se preparaba el auto de carrera de Jorge Descotte.

- Anuncios -

Siempre dedicado a la preparación de motores, Pedersoli es uno de los referentes absolutos del Turismo Carretera de los últimos 40 años. En la década del ’70 afianzado en la preparación de motores Chevrolet, supo de muchas victorias con Carlos Marincovich primero y Roberto Mouras después, con quien logró la famosa marca de 6 triunfos consecutivos. En la década del ’80, ante el retiro de General Motors, y siempre con Mouras como piloto, la dupla de preparadores de San Martín fue capaz de ganar los campeonatos consecutivos de 1983, 1984 y 1985 con Dodge.

En busca de motivaciones nuevas, Mouras decidió volver a Chevrolet y Pedersoli lo siguió también. En 1992 pelearon el campeonato hasta el accidente mortal de Mouras. De regreso en 1994, Perdesoli volvió a ser protagonista con Osvaldo Morresi, pero otra vez la tragedia lo golpeó.

Sin embargo, lejos de rendirse, apostó más fuerte aún y redobló el esfuerzo. Con Juan María Traverso ganó los campeonatos de TC y TC2000 de 1995, y los de TC de 1996, 1997, 1999. Con Guillermo Ortelli ganó contemporáneamente los campeonatos de 1998, 2000, 2001 y 2002. Con Christian Ledesma, ganó su último campeonato de TC en 2007.

En declaraciones a la prensa local confesó que “yo quería ser piloto y tuve la suerte de estar ligado a los mejores porque corrí con Cupeiro, con el Ruso Marincovich, con el Nene García Veiga, con Pairetti, con Andrea Vianini, con Mouras y tantos mas. Fueron más de siete años sentándome en la butaca de al lado y eso me hizo identificarme con el piloto. Tuve un golpe muy grande con la muerte de Mouras que fue un hijo que no engendré porque estuve mucho tiempo y ganamos alrededor de 50 carreras con distintas marcas. Y al año y pico me sucede lo mismo con el Pato Morressi, lo cual también significó un gran dolor”.

Al referirse a Juan M. Traverso, sostuvo que “es un grande y siempre dije que entre la bucata y el volante era el mejor porque en lo que se subía ganaba. Pero una persona que gana siete campeonatos y siempre está desconforme es para tenerlo en cuenta. Y no solamente eso, sino que también agredía y eso no era bueno. Entonces, busque el momento justo y dije nunca más a pesar de que tuve dos oportunidades de volver pero Dios me iluminó y creo que acerté”.

Sobre Guillermo Ortelli resaltóe “ganamos tres campeonatos y compartimos muy buenos momentos porque había un gran respeto, como el que existe actualmente, ya que es una gran persona”.

Y concluyo diciendo: “el último campeonato lo gané con Ledesma, pero al año parece que me había olvidado de preparar y fui reemplazado. Es decir que pase de ser de Gardel a p…en un minuto. Pero creo que no es así y pienso que en la actualidad los autos en los parciales por derecho están en verde y demuestra que los motores que estoy haciendo andan”.

Foto: CiudadDeportiva.net