Dia de los pueblos originariosTal como estaba previsto, el pasado jueves 5 la Escuela Nro. 13 y el Jardín de Infantes Nro. 7 del paraje Guido Spano, llevaran a cabo una ceremonia en conmemoración del Día de los Pueblos Originarios. La jornada fue coordinada por el werken mapuche local Hugo Silveira.

Cabe destacar que ambas instituciones están trabajando con un proyecto de «interculturalidad» desde 2010, que tuvo su punto culminante con la entrega de la wenufoye (bandera mapuche), que flamea diariamente junto a las banderas nacional y provincial, ya que asisten alumnos de esa ascendencia a los dos establecimientos.

- Anuncios -

«Apoyando la causa de los Pueblos Originarios de América, que han sido en estos 500 años no sólo despojados de sus tierras sino de sus derechos y de su cultura, queremos que la memoria sea un viento de lucha para la recuperación de sus derechos».

 El Acto

Con la presencia de consejeros escolares, de la Inspectora Jefe Distrital, Imeldi Laurenço Cidades, las inspectoras de Educación Primaria, Marta García y de Educación Inicial Cecilia Visón, el director de Cultura Carlos Teyssandier, asesores de educación con asiento en Pergamino y delegaciones escolares de la Escuela Nro. 20 de La Vigía y Nro, 15 de barrio Progreso, se llevó a cabo el acto por el Día de los Pueblos Originarios de América.

El acto fue coordinado por el werken Hugo Silveira, en el marco del proyecto que lideran los mencionados servicios educativos, que se inició en el ciclo lectivo 2010 con “Una wenufoye (bandera) para nuestra escuela”. En esa oportunidad se enarboló por primera la bandera mapuche en territorio rojense, con la presencia de una delegación originaria integrada por miembros de familias mapuches de la zona.

En este nuevo ciclo lectivo 2011 estos dos servicios educativos continúan el proyecto, pero bajo la designación de “Gente, tierra, gente” (che mapu che”) que incluyó una ceremonia ancestral, pensada por las directoras de estos servicios las docentes Anabella Motenegro y Carla Berruti, y coordinada por el werken Silveira.

La ceremonia

Tras el cumplimiento del protocolo habitual para los actos escolares, y algunas palabras alusivas pronunciadas por las directoras de sendos establecimientos organizadores del acto el werken, invitó a los presentes a ubicarse mirando la este, es decir hacia la salida del sol (antu), en forma de medialuna, mientras se fueron hilvanando cánticos sagrados.

Todos ubicados, se procedió a la apertura de un pozo en la tierra donde los presente depositaron sus ofrendas y también colocaron las banderas andina (whipala) y mapuche (wenufoye).

En esta ceremonia la portera del establecimiento, como “dueña de casa” roció con vino tinto la circunsferencia del pozo. Las ofrenda estuvieron compuestas por espigas de maíz, harina de maíz, arroz, fideos, yerbas medicinales y otros alimentos que fueron acercando los asistentes al acto, a modo de ofrenda a la madre tierra.

Una vez culminada la entrega de ofrendas a la mapu, entre todos fueron cerrando el pozo, sin dejar de entonar cantos sagrados que usan los pueblos originarios para estas ceremonias ancestrales que se reviven por las comunidades de pueblos originarios para estos días especiales.

Cerrado el pozo y por ende el acto organizado para conmemorar el Día de los Pueblos Originarios de América, en el servicio educativo donde se educan descendientes directos de familias de origen mapuche, se fueron desconcentrando y todos participaron de una amena charla donde se puso de manifiesto la importancia de ir sembrado de a poco este sistema que trata de instalar la DGCyE a través de la gestión de interculturalidad y que desde la UNNOBA en esta región noroeste de la provincia se está trasmitiendo a los docentes, donde tiene notoriedad el trabajo realizado por Hugo Silveira durante años de investigación y vivencias que él mismo junto a personas con iguales inquietudes fueron trasmitiendo en los distritos que residen y en distritos que los convocan con el fin de conocer algo más sobre nuestros pueblos originarios

Extractado de El Nuevo Rojense