guillermo-ezcurraEn virtud del avance de la campaña agrícola, el Ingeniero Agrónomo Guillermo Ezcurra, perteneciente al staff de profesionales de la Cooperativa Agrícola, brindó un amplio y completo panorama de la cosecha de soja y maíz, trazando perspectivas muy positivas en cuanto a los niveles de rendimiento y rentabilidad-

En líneas generales comentó “estamos muy avanzados porque como viene pasando desde hace muchos años, el crecimiento de la capacidad de trabajo de las maquinas cosechadoras hace que el avance de la cosecha sea muy rápido. Estimo que alrededor de un 4% del total sembrado se puede cosechar diariamente con la cantidad de maquinas que hay. Y la cosecha total no dura mas de 25 días de trabajo”.

“Este año se arrancó con las sojas sembradas temprano y desde mediados de marzo llegamos a un pico de cosecha que prácticamente se ha terminado y un 85% de la cosecha de soja de primera ya está y eso se nota porque hay una reducción en la cantidad de soja de primera que se recibe”, indicó.

En cuanto a rendimientos de soja, explicó  “se arrancó con rendimientos excelentes y superiores a lo que todos esperábamos. Eso correspondió a las sojas sembradas muy temprano en los últimos días de octubre y primer semana de noviembre. Después hubo un corte en el trabajo de siembra porque faltó humedad en el suelo y hubo un período de prácticamente 15 días donde nadie sembró. A partir de allí, volvió a haber una cierta humedad en el suelo y se arrancó con la siembra alrededor del 20 de noviembre y hasta los primeros días de diciembre. Esa soja tuvo una reducción importante, dentro de los valores normales o algo inferiores, pero que se diferencian muchísimo”.

“Hay quienes quedaron sorprendidos por los altos rendimientos del principio que superaron los 50 quintales, algo absolutamente inusual para nuestra zona. Pero después cayó a los rendimiento normales de 35, 36, 38 y 40, que está dentro de lo normal”, expresó. Asimismo, subrayó “se empezó con la soja de segunda, aunque no hay más de un 15 o 20%, pero si hacemos una proyección podemos considerar que para fin de mes o los primeros días de mayo tendremos la cosecha finalizada”.

Al referirse a las distintas variedades de soja, puso en relieve “hicimos un muestreo de 20 variedades que hay en el mercado y de distintas marcas, dado que la competencia es muy grande. Los semilleros líderes que para esta zona son Don Mario y Nidera, pero hay una serie de semilleros chicos que tienen variedades muy competitivas. No existe la mejor variedad, sino que hay un grupo de variedades que se comportan muy bien y son muy competitivas. Los mejores grupos son 3 largos y 4 largos que tienen buenos rendimientos. Hay 15 o 20 variedades muy competitivas para nuestra zona y todas en condiciones de dar excelentes rendimientos”.

Consultado sobre la aparición de enfermedades en soja, mencionó “este año hubo un resurgimiento de una viejísima enfermedad: Esclerotinia que apareció en mayor medida por las lluvias importantes de enero y parte de febrero en las variedades que se sembraron tarde. Es una enfermedad que entra por la flor y normalmente la evitamos, pero la fecha de siembra incide mucho en que se contagie el cultivo. En algunos lotes puede haber afectado pero fue un porcentaje bajo”.

Por otra parte, en cuanto a la cosecha de maíz, consideró “debemos tener un 70% aproximadamente cosechado. Los rendimientos buenos, sin ser el record del año pasado. En realidad fueron mejor de lo que se esperaba después de haber sufrido un momento crítico a raíz del período de sequía en el momento de la floración. Sin embargo, se recupero bien, salvo algunas zonas como Fortín Tiburcio que tiene suelos muy arenosos y con menos capacidad de retención de agua”.

“Vemos en la Cooperativa que la cantidad de cereal que entra supera la posibilidad de recepción, pero afortunadamente existe la técnica del embolsado que constituye un pulmón importantísimo”, indicó

Y concluyó remarcando que “vamos transitando una campaña muy buena y en general va a ser un año de un balance positivo”.