parroquia-raulEl Padre José Guadalupe, perteneciente a la orden de los Hermanos de Jesús de San Juan Bautista, asumirá al frente de la Parroquia “Ascensión del Señor”, reemplazando al Padre Raúl Acosta, que tomara un nuevo destino en la ciudad de Pergamino. El traspaso quedará efectivo a partir del 30 de abril.

El pasado lunes tuvo lugar una reunión con todos los grupos de la parroquia a fin de presentarse ante el nuevo sacerdote y comenzar una etapa renovada. En la oportunidad estuvieron integrantes de Cáritas Parroquial, Comisión ProTemplo, Catequesis y grupos de oración, que fueron presentados por el Padre Raúl al nuevo párroco.

El Padre Raúl señaló que “ha sido el pase y el encuentro del Padre Guadalupe con la comunidad. Es algo muy lindo porque se trata de un relevo y hay un espíritu hermoso y muy distinto al que había cuando llegué porque fue muy linda la bienvenida pero a nivel de la comunidad no tuve este momento y me sentía un poco solo. Pero ahora al Padre Guadalupe le hicimos el regalo de esta presentación que realmente fue muy linda”.

Y al referirse a sus últimos días en Ascensión, confesó “estoy tratando de despegarme porque no es fácil desprenderse de la comunidad, pero voy a lo que tengo que ir y voy contento y animoso”.

Por su parte, el Padre Guadalupe, señaló que “es el primer encuentro que tengo con los grupos, que son muy dinámicos y grande. Se nota que tienen muchas ganas de trabajar, aunque ya vienen trabajando mucho y esperemos que podamos seguir el ritmo de trabajo y acrecentarlo”.

Sobre la actividad parroquial, comentó que “no sabía que existían tantos grupos y tanto movimiento dentro de la parroquia. Para mi es todo un reto continuar la labor en el Hogar de Ancianos y sumar el trabajo de la parroquia. Es un desafío muy grande y espero que el Señor me de las fuerzas necesarias para llevarlo adelante de la mejor manera y la oración de la gente que me ayudará a eso”.

Una doble tarea

Para el Padre Guadalupe

El Padre Guadalupe proseguirá su función a cargo del Hogar de Ancianos y asumirá al frente de la parroquia local. Al respecto dijo: “por ahora voy a estar en las dos partes, pero espero que me acompañe pastoralmente un hermano sacerdote que está en el Hogar de Ancianos.

De cualquier forma, lo importante es que la gente de la parroquia y el pueblo en general se comprometa a trabajar y eso allanará el camino al sacerdote. Todo el trabajo tiene que surgir desde el pueblo y comprometo a la gente a través de este medio a que se sume al trabajo en la parroquia”.

“Mi objetivo es continuar la tarea realizada por el Padre Raúl, conocer y convocar a la comunidad para que dentro de un tiempo podamos empezar a trabajar fuertemente con lo que vaya surgiendo y que el Señor vaya mostrando”, indicó el sacerdote.

Por último y con motivo del advenimiento de las tradicionales celebraciones de Pascuas, expreso su deseo de que “todos nos encontremos con Cristo y que Jesús resucite realmente en nuestro corazón. El ha venido a liberar nuestras vidas del pecado y de la muerte.  El deseo es que resucite en nuestro interior y en vista a lo que está sucediendo en mi vida y en la vida de la parroquia deseo que el Señor haga que resurjan los corazones que han estado trabajando y que surja nuevos trabajadores para la iglesia. Muchas gracias y felices Pascuas”.

Despedida del Padre Raúl

El jueves 28 de abril a las 21.30 hs. en el Centro de Jubilados tendrá lugar una cena de despedida del Padre Raúl Acosta. Menú: chorizo y pollo asado, ensalada, vino, gaseosa, postre, café y torta. Se ruega llevar vajilla completa. Costo de la tarjeta: $60