nito-masciarelliNacido el 1º de febrero de 1939, desde niño se lo bautizó cariñosamente Nito.
Cursó sus estudios primarios en escuela nº 10 y en escuela Agrotécnica Salesiana de la Trinidad. Luego del servicio militar, se casó con Ester Priano y del fruto del matrimonio nacieron tres hijas: María de los Ángeles, Silvina y Fernanda con la futura llegada de 6 nietos.

Desde temprana edad, comenzó a trabajar en el correo, en la oficina y también con reparto a domicilio, recorriendo las calles del pueblo, el mismo oficio que su padre.

También fue uno de los primeros en Ferré, que tuvo el trabajo estable de la fotografía, tarea que realizó gran parte de su vida.

Fueron dos ocupaciones laborales que atendió con notable alegría  y contagiosa simpatía, siempre decía “el correo es para chusmear y fotógrafo en las fiestas para comer y disfrutar” como fue responsable y de confianza, tuvo a su cargo en muchas oportunidades la cobranzas de cuotas sociales  y distintas rifas comerciales.

En 1970 integrando en la comisión directiva del Centro Asistencial de Ferré fue de sus fundadores

“Justicialista de raza”  a pesar del dolor el día que perdió a su padre se consolaba partió un 17 de octubre, día de la lealtad nacional. Siempre le encantó pasear y recorrió varias provincias de nuestra patria. Su pasión por el fútbol lo llevó a tener el honor de presenciar partidos del mundial 78 en argentina. Acompañó a Sarmiento de Junín en épocas de oro, cuando jugaba de local y siguió con alma y corazón toda la vida a San Lorenzo de Almagro. Fue árbitro de fútbol y juez de línea de otras ligas.

Jamás amasó un fortuna económica pero abrazó una grandiosa amistad, donde resaltaba en él: valiosa honestidad. A todas sus vivencias y cualidades, algo sobreponía sus sentimientos: deportivos y sociales, era el colonial de ferré.

Nieto de uno de los fundadores del club el 20 de julio de 1930, don Vicente Masciarelli, hijo de Nicolás Masciarelli único socio en la historia del club que integró 40 años comisiones directivas; presidente por 13 años y secretario 11.  Desde el día que nació sus padres lo hicieron socio del Colo así fue los 72 años de su vida. Integró la comisión directiva durante 13 años y distintas subcomisiones 14 años más, iniciándose en esta tarea en el año 1959.

Su mamá Josefa Rosa Scropanich trabajo en la institución desde 1938 a 1995, varios años fue presidenta de las damas, su hermano Raúl, su hermana margarita “Nini”, su esposa Ester grandes colaboradoras del al igual sus hijas, sus nietos jugadores de fútbol. Tíos y primos directivos siempre, por ello sus apellidos Masciarelli y Scropanich, siempre ligados al club colonial.

Fue jugador de futbol del club y director técnico en división reserva por más de 2 décadas acreditando 15 títulos de campeón.

Siempre luchó por la escuelita de fútbol, los futuros jugadores locales de primera división.

En su paso por el club, participó activamente de todos los proyectos; pileta de natación, básquet, fútbol, fiestas, pelota a paleta y el cine familiar.

Cuando se finalizó la ruta 50, solo él decía: “los clubes de ferré ahora acariciamos el éxito en cada fiesta, si concurren solo el 1% de los habitantes de Colón (así se cumple siempre)”

Cuando colonial logró el titulo “campeón 4 ligas 2007”, Nito dijo: “festejemos a lo grande y guardemos fotos porque será difícil lograr otro trofeo con la presencia de tantos clubes y la importancia de esta magnitud”.

No faltó cuando hubo que marcar la cancha, cobrar entradas, más de una década delegado  de la liga, mozo en las fiestas y director de los mismos, ayudante de cocina y sobre todo, cuidando siempre los detalles en la vida social. Una asistencia casi perfecta cuantas veces a un socio se lo pasó un minuto frente al club para rendir el homenaje: respetuoso saludo del último adiós.

Actual directivo en la Mutual del club iniciándose en 1996 por 15 años consecutivos trabajando en las buenas y en las malas de esta institución.

En la entidad albirroja sabemos que unos de los pilares de la historia se llama Antonio Masciarelli y se escribe con mayúsculas “el hincha fanático del colonial”, y si en alguna oportunidad la firma de su persona hubiera requerido obligatoriamente certificar con doble apellido, su rubrica documental sin duda se hubiera labrado “Masciarelli colonial”.

El velatorio tuvo la asistencia de sus innumerables amigos y previo paso por la capilla María Auxiliadora, frente al Club Colonial lo despidieron muchos socios para luego ser acompañado a su última morada en el cementerio de la trinidad.

En representación de la actual comisión directiva, sub. Comisiones de fútbol mayor y menor, sub. Comisión de damas y la comunidad albirroja toda con los conceptos expresados anteriormente lo despidió el ex presidente de colonial Daniel Scropanich justamente haciendo resaltar que Nito sin haber sido integrante de la comisión en los dos años que duró su mandato lo acompañó siempre, y lo apoyó en todo siendo una columna de fierro en cada accionar.

Así procedió con todas las comisiones, porque había entendido que la entidad marcha cuando los socios apoyan a los que están en la directiva .

Llegue cristiana resignación a su querida y gran apreciada familia, sabiendo que de ahora en mas fortificaran los trabajos y colaboración en bien del club porque en el cielo hay otro guía de colonial que luchará para que se siga trabajando con honestidad, haciendo los deberes bien y lograr fortalecer el engrandecimiento espiritual, moral y material de tu querido segundo hogar el club colonial.

Nito: que Dios te conceda el premio a tu bondad “descansar eternamente en paz”.

Colaboración Daniel Scropanich