En el norte de la provincia de Buenos Aires, se lo podrá observar alrededor de las 17,30 horas. En esta zona se anuncia que casi el 100% del sol estará cubierto por la luna. Los habitantes del distrito de General Arenales podrán ser testigos de este maravilloso fenómeno que no volverá a suceder hasta el año 2103.

Un eclipse total de sol es un evento que ocurre cuando la Luna pasa directamente entre el Sol y la Tierra. Cada 18 meses, se produce un eclipse total en algún lugar del mundo, pero pueden pasar muchos años antes de que pueda suceder en el mismo lugar. El último eclipse total de sol fue visible en los Estados Unidos el 21 de agosto de 2017.

A diferencia de los eclipses lunares, que son visibles desde todo el hemisferio de la Tierra, la sombra de la Luna traza un camino estrecho, llamado totalidad. El 2 de julio de este año, el camino cruzará seis provincias en Argentina, incluyendo Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, San Juan y Mendoza.

Después del eclipse solar total de este año, el próximo sucederá el 14 de diciembre de 2020, y se verá de nuevo en Argentina y Chile, pero más al sur que el camino del eclipse de 2019. Es raro que durante dos años seguidos el solar Eclipse sea visible desde los mismos países.

Para observar el eclipse se aconseja consultar con un oftalmólogo o profesional óptico de confianza sobre el tipo de gafas a utilizar para no sufrir daños en la vista.

Según un informe de la American Astronomical Society (Sociedad Astronómica Americana), revisado por el doctor Russell Van Gelder, ex director de la University of Washington Eye Institute (Instituto del Ojo de la Universidad de Washington, Estados Unidos), mirar directamente al sol puede producir un grave daño a los ojos, llegando a dañar la retina de manera permanente. Incluso esto puede causar la pérdida total de la vista, afección conocida como retinopatía solar.

El eclipse puede llegar a generar que las personas pasen el resto de sus vidas con pequeñas formas de media luna o anillos quemados en su visión, manchas oscuras o pérdida parcial de la vista. Debido a que la cantidad de luz es tan reducida durante el fenómeno, la pupila se abre de par en par para ajustarse a la caída de la oscuridad, pero a diferencia del verdadero crepúsculo, toda la potencia del sol sigue brillando directamente en el ojo hasta el mismo momento de la totalidad del eclipse. Esa astilla de luz solar pura que pasa a través de la pupila abierta puede quemar la retina y causar el deterioro permanente de la visión.

Es fundamental observar el eclipse con la protección adecuada. Con frecuencia, las personas usan película de rayos X expuesta -que no bloquea todo el espectro de luz-, anteojos de sol, o incluso ven el eclipse a simple vista. Ninguna de estas es una alternativa segura y no protegerán los ojos.

Qué hay que tener en cuenta para proteger la vista

– Asegurarse de usar sólo un dispositivo de visión solar seguro certificado por ISO o CE, filtro telescópico o anteojos durante todo el tiempo hasta que esté completo.

– No utilizar película de rayos X, anteojos de sol, mylar, película de fotografía, cristal ahumado ni nada similar para ver el eclipse. Estos filtros no bloquean toda la luz -la luz infrarroja y ultravioleta no son visibles, pero aun así dañan el ojo-. – No ver ninguna parte del eclipse fuera de los minutos de 100% de totalidad a simple vista.

Cómo será el eclipse

El evento, único e irrepetible ya que no volverá a suceder hasta el año 2103, recorrerá el país de este a oeste pasando principalmente por el sur de la Provincia de Bs. As., el sur de Santa Fe, el centro de Córdoba, el norte de San Luis, el centro de San Juan y el sur de La Rioja.

El eclipse ocurre cuando la Luna pasa directamente entre el Sol y la Tierra. Durante el período en el que se produce el eclipse, la Luna ocultará completamente la cara del Sol durante varios minutos generando un crepúsculo y una noche a plena luz del día. También será posible ver la corona solar difusa que sólo puede ser percibida durante todo el eclipse. El tiempo de finalización en el país dependerá de la ubicación del observador. El horario será entre las 16.25 y las 18.45 horas. El eclipse máximo será entre las 17.30 y las 17.45 horas.

Decenas de miles de turistas, aficionados a la astronomía, la física y amantes de estos eventos, reservaron hace algún tiempo su alojamiento en algunas localidades de estas provincias. La mayoría de ellos provienen de los Estados Unidos y Japón. Incluso la provincia de San Juan ha visto un aumento significativo en su capacidad de reservación de hoteles. Cada uno de estos visitantes viaja con el equipo de seguridad adecuado, ya que suelen perseguir eclipses alrededor del mundo.