El Senasa realiza controles sobre la calidad y la inocuidad de este producto que marca tendencia y es muy apreciado por los consumidores argentinos.

Chivilcoy, (Buenos Aires), 29 de abril de 2019 – De exótica pasó a ser una representante cada vez más popular de las frutas de clima tropical. La palta, considerada una superfruta por los beneficios nutritivos que aporta, es cada vez más elegida por los argentinos. La vemos en las verdulerías de barrio, en los supermercados, en los restaurantes ¡y en nuestras cocinas!

Respecto a la producción, en la Argentina se cultivan distintas variedades de palta durante casi todo el año. La principal región productora es el NOA, que concentra el 75% de la producción de palta en nuestro país. Tucumán, Jujuy y Salta y Misiones son las principales provincias productoras con un total de superficie implantada de 1290 hectáreas. Respecto a la importación, resulta destacable que gran parte de la fruta que se consume en la Argentina es importada (según datos del INDEC, durante el 2018 se importó un total de 14.310.337,000 kg).

En ambos casos, el rol del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) es clave para acompañar el desarrollo de este superalimento. En primer lugar, verificando su calidad e inocuidad mientras previene, erradica y controla plagas que pueden afectar a esta y otras producciones agropecuarias del país. En segundo lugar, controlando la importación a través de la supervisión de estrictas normas de calidad. Los principales países de los cuales importamos hasta el 2018 son Chile, México y Perú

En el marco de la campaña “Alimentos saludables” desde el Senasa no solo queremos destacar el trabajo de nuestro organismo para garantizar la inocuidad de este alimento, sino también los beneficios nutricionales que aporta, entre ellos, el potasio y otros minerales como el magnesio, el fósforo, el calcio, hierro, sodio, yodo y zinc, ácidos esenciales, vitaminas y fibra.

Lo ideal es consumirla en su estado óptimo de maduración, pero si se la adquiere aún verde se la puede conservar hasta que madure. ¿De qué forma consumirla? por su sabor neutro y su cremosidad se la puede combinar en diferentes platos como ingrediente de ensaladas, acompañamiento de otros alimentos y en forma de salsa (como el guacamole que se utiliza en los tacos y preparaciones similares), pero también se la puede ingerir sola.

En definitiva, aunque por ahora la principal forma de consumo local es en fresco, la ingesta de palta en nuestro país tiene mucho potencial. Sumá este producto a tu dieta con la seguridad de adquirir un alimento saludable e inocuo.