El titular de Balsas, una de las firmas que integra la UTE adjudicatraria de la obra, Guillermo Balsas, le habría asegurado a Quiri que no desea tener ni causar inconvenientes y se comprometió a activar la bendita cesión

El intendente de Rojas, Eduardo Quiri, se reunió el pasado jueves, en la sede de Vialidad Nacional, con uno de los representantes de la empresa Alquimaq, interesada en retomar cuanto antes las obras de la ruta provincial 45 y, además, con Guillermo Balsas, uno de los titulares directos de Balsas Hmnos., que es una de las empresas que componen la UTE (unión transitoria de empresas) que fue adjudicada con la bendita obra.

Según le reveló Quiri de aquí en más, el gobierno local hablará solamente con Guillermo Balsas y su abogado, a efectos de concretar las siguientes operaciones: primero, firmar cuanto antes la cesión formal de la obra; y segundo, definir qué monto debe percibir Balsas de la última certificación por avance de obra, aún pendiente de entrega, si es que debe recibir algo de esos 4 millones de pesos o, si, en su defecto, por no haber logrado certificar ese avance de obra correspondiente, ese monto le corresponde retenerlo a la comuna.

El diálogo directo entre el gobierno local y los titulares de Balsas implicaría, además, que tanto Jorge Baldomá (representante técnico de Balsas) y Cayetano Rodríguez Carmona (de Equipos e Ingeniería Civil, la otra firma que integra la UTE) dejaron de ser interlocutores válidos en el marco de este dificultoso, complejo y, por qué no, tedioso prólogo a la reactivación de la obra de la ruta 45.

Se convino que, en el curso de los primeros días de la semana que viene, desde la comuna se le estará enviando directamente al abogado de Balsas, el Dr. Tomasini, el corpus documental completo del expediente, a efectos de que, hacia el 4 de abril, se esté apurando la firma de la cesión formal de la obra.

La construcción de la parte de asfalto y la repavimentación de lo ya pavimentado, de la ruta provincial 45, están paralizadas desde diciembre de 2009.