De la mano del experimentado entrenador, Oscar “Chivo” Mombiela, el Club Belgrano ha retomado el impulso en sus divisiones inferiores y se perfila como gran protagonista en la mayoría de las categorías. Mombiela encabeza un interesante proyecto que apuesta a detectar talentos y promoverlos a los clubes profesionales tras un intenso trabajo de formación futbolística y humana en chicos de distintas edades que llegan desde varios lugares del país y el exterior.

La dirigencia del Club Belgrano aprobó el proyecto del entrenador, quien se instaló en la sede del club con mas de 20 chicos de distintos puntos del país, provenientes de Formosa, Chaco, La Rioja y hasta de Paraguay, quienes enriquecieron a los planteles infantiles y juveniles de la institución y ya comenzaron a dar sus frutos con importantes victoria en el torneo local.

Oscar Mombiela se refirió a su llegar a Belgrano, comentando que “esto fue un poco sorpresivo porque hace un par de años me lo habían comentado y no se pudo dar. Entonces me fui a trabajar a Barracas de Colón. Pero este año se pudo concretar gracias al apoyo de unos amigos que tengo en el club Belgrano. Los primeros pasos fueron positivos porque conozco muy bien a los clubes de la zona y lo que vengo a ofrecer es trabajo como lo hago desde hace 34 años. Tengo mucha experiencia y desde hace mas de diez años vengo recorriendo los clubes de la zona y ganando todo lo que se me cruza”.

En cuanto a la llegada de nuevos jugadores, explicó que “tengo un amigo de toda la vida que es Oscar Franco, más conocido por el “Zurdo” , y Faroni, que lo conocí a través del fútbol. El hijo de Franco está en Suiza y el hijo de Faroni en Italia y en agradecimiento de eso me traen jugadores de afuera, a quienes los voy seleccionando para tratar de promoverlos a los clubes profesionales. El año pasado tuvimos la suerte de meter nueve chicos en los clubes Lanús, Vélez y demás. Y realmente nos va bien porque tenemos un gran material humano y tenemos que agradecer a los padres que nos confían a sus hijos desde distintos puntos del país”.

Mombiela sostuvo que “lo que buscamos es calidad y no jugadores de fuerza. La idea es detectar talentos que cuando igualen en lo físico a los demás van a hacer la diferencia”.

Por su parte, el dirigente Ariel González, indicó que “pienso que vamos en un muy buen camino de acuerdo a lo que pretendemos. Quiero destacar el buen trabajo que realiza Oscar Mombiela y agradecer el apoyo de los padres y colaboradores que nos acompañan para seguir adelante”.

Y asimismo, Pablo Badiali, integrante de la subcomisión de inferiores, remarcó que “este es un proyecto que empezó el año pasado y seguimos trabajando por los chicos. Las cosas nos vienen saliendo bien y les pedimos a la gente que se siga sumando porque la idea es que los chicos tengan un lugar para jugar al fútbol y crecer en todo sentido. Antes en este club no había nada pero empezamos a trabajar y ahora se están viendo los frutos gracias a Dios”.